UNAH, una esperanza para los pacientes oncológicos de Honduras

Gerardo Rodas, paciente oncológico, durante una de sus visitas al CDIBIR.

En el marco del Día mundial contra el cáncer, la Organización Mundial de la Salud (OMS) destacó este martes 4 de febrero la necesidad de aumentar los servicios de tratamiento en los países de ingresos bajos y medianos y advirtió que, de continuar las tendencias actuales, en los próximos dos decenios habrá un aumento de 60% de casos en el mundo.

Ante este escenario y como parte de su responsabilidad constitucional de contribuir a la solución de las problemáticas sociales, la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), a través del Centro de Diagnóstico de Imágenes Biomédicas, Investigación y Rehabilitación (CDIBIR), se ha convertido en una esperanza para los pacientes oncológicos.

Estudios de calidad, a precios accesibles

Los estudios que se realizan en el CDIBIR van desde rayos X, ultrasonidos y mamografías, hasta tomografías, fluoroscopias y resonancia magnética, con la tecnología más avanzada del sistema de salud hondureño y personal altamente capacitado.

“Tratamos de ayudar a los pacientes, con un diagnóstico precoz, a un bajo costo. Los centros hospitalarios que no tienen acceso a los equipos de imagen nos los refieren y acá hacemos los estudios, estudios de calidad”, manifestó la radióloga asistencial, Susy Handal.

“Estamos haciendo simulaciones para las personas que van a radioterapia en el Hospital San Felipe, y nos han referido para marcaje de mama por mamografía; también hacemos ultrasonidos y biopsias a pacientes con sospecha de cáncer de tiroides o de mama y se da seguimiento con resonancia magnética”, amplió la galena, quien resaltó que próximamente se incorporarán además los servicios de anestesiología, sin ningún costo adicional, beneficiando especialmente a niños, ancianos y pacientes claustrofóbicos.

Uno de los pacientes oncológicos beneficiados es Gerardo Rodas, quien hace 20 años fue operado por un melanoma en la planta del pie y actualmente sufre de cáncer de piel, sin metástasis, según los últimos estudios.

“Esta es una enfermedad terrible y la situación económica en el país no es buena, pero los precios de este centro de la universidad son accesibles”, expresó al salir de una tomografía de tórax y abdomen en el CDIBIR.

Para acceder a los servicios de este centro radiológico universitario, único en Honduras y Centroamérica, solo se necesita una remisión médica y copia de la tarjeta de identidad. Los resultados se entregan en cinco días hábiles y son válidos tanto a nivel nacional como en el extranjero. Quienes no pueden costear el precio total tienen la opción de abocarse al área de trabajo social, para someterse a una evaluación socioeconómica.

Avances y recomendaciones

Datos de la Secretaría de Salud indican que en Honduras más de cinco mil personas fallecen cada año debido al cáncer; un promedio de 13 al día, siendo la población femenina la más afectada. Por orden de incidencia, el cervicouterino se ubica en primer lugar, seguido por el de estómago, hígado, mama y próstata.

En este contexto y como un aporte adicional de la UNAH, el Centro de Innovación e Investigación en Cáncer y Patógenos Asociados, adscrito al Instituto de Investigaciones en Microbiología (IIM) participa en el proyecto multicéntrico “Estampa”, coordinado por la OMS en unos 12 países de la América Latina, con la detección del Virus del Papiloma Humano (VPH) como método de tamizaje en mujeres de entre 30 y 64 años, para evaluar su predisposición al cáncer.

Asimismo, se encuentra a las puertas de ampliar el tamaño de la muestra de un estudio sobre la misma temática mediante la prueba “Oncoproteína E6”, sobre el cual a inicios de 2019 se publicó en la Revista Internacional de Cáncer.

Aunque lo más importante para evitar enfermarse es llevar un estilo de vida saludable, siempre existen factores de riesgo, por lo que, ante la sospecha de padecer algún tipo de cáncer, los especialistas de la salud recomiendan acudir de inmediato al médico, para que éste haga la evaluación respectiva y recete los estudios necesarios para el diagnóstico oportuno.

“El cáncer de tiroides, la única forma de diagnóstico es por ultrasonido, para saber qué tipo de nódulos son y al ver las características, proceder a la biopsia; en el caso del cáncer de mama que está casi a la par del cáncer de cérvix, la forma de detección es mediante una mamografía; posterior a eso hacerse, dependiendo de la edad del paciente y de los resultados, un ultrasonido y complementarlo con una resonancia magnética. Para ovarios, un ultrasonido endo vaginal, y para la estadificación ya sea de cáncer cérvix, de estómago, intestinal o urinario, una tomografía”, explicó Handal.

Noticias relacionadas:

Comentarios