Coronavirus: algunas ideas para un reporteo ético y responsable

Frente a la pandemia provocada por el coronavirus COVID-19, los gobiernos han dispuesto medidas sanitarias para cuidar a la población. Dando seguimiento a estas medidas han estado los integrantes de medios de comunicación, corporativos o independientes, en una cobertura sin precedentes en los últimos años.

En varios de sus reportes sobre la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha denominado infodemia sobre el COVID-19 a la sobreabundancia de información que dificulta a las poblaciones encontrar fuentes e información confiables cuando las necesitan. La infodemia incluye la información falsa y los periodistas a cargo de la cobertura en este contexto son clave para difundir información verificada y responsable.

Para incluir (https://www.facebook.com/fundaciongabo/videos/279187729731038/ La Fundación Gabo publicó una serie de consejos de los que Presencia Universitaria recopila algunos que pueden ser útiles:

  1. Protéjase a usted mismo y a los miembros de su redacción. Un periodista enfermo no podrá informar bien, y además se convierte en un riesgo en potencia para quienes lo rodean.
  2. Entreviste a expertos de verdad (y a más de uno). “Llame a cuatro o cinco científicos independientemente. Si todos dicen más o menos lo mismo, entonces realmente vale la pena poner algo de lo que ellos dicen en su reportaje", recomienda Bill Hanage, profesor de Epidemiología en la Escuela de Salud Pública en la Universidad de Harvard, en entrevista para Journalist’s Resource.
    1. Sepa qué preguntas debe realizar sobre las investigaciones.
    2. Indague cuáles son las preguntas de las audiencias y procure dar respuesta a ellas.
    3. Haga que la información complicada sea fácil de procesar.
  3. Verifique antes de publicar y no sea indiferente ante la desinformación. La desinformación se ha extendido con tanta velocidad como el mismo coronavirus. Vale la pena tener en cuenta las medidas que varias redes sociales han tomado para evitar la desinformación; por ejemplo: Twitter borra los tuits que esparcen información falsa sobre el coronavirus y que podrían perjudicar la salud de la población. Las medidas de otras redes sociales están resumidas en este artículo (en inglés) de First Draft.
    1. Dirija a los lectores a fuentes oficiales de información.
    2. Incluya las fuentes de información, fechas y contexto en sus mapas y gráficos.
  4. Evite los titulares alarmistas y el clickbait. Es habitual por estos días ver adjetivos en los titulares que califican al coronavirus de “virus mortal”, o a la pandemia de “catastrófica”, por lo que se deben reducir el uso de adjetivos que sean subjetivos.
  5.  
    1. Evite lenguaje sensacionalista y que eleve el sentido de temor.
    2. No todos los rumores merecen cobertura periodística.
    3. Si se cubre un rumor, se debe enfatizar en los hechos y datos verificados, más no en el rumor.
  6. Piense en los efectos que puede tener la noticia que publicará. La desinformación y la xenofobia van de la mano. En este sentido, la revista Scientific American recomienda a los periodistas ser especialmente responsables y cuidadosos al distinguir tres tipos de información en esta situación: (A) lo que sabemos que es cierto, (B) lo que creemos que es cierto, (C) y las opiniones y especulaciones.
  7.  
    1. Evite especular sobre los peores escenarios.
    2. Provea a los lectores acciones específicas que puedan llevar a cabo.
  8. Tenga cuidado con las imágenes que utiliza para acompañar su reportaje. Muy de la mano del punto anterior, ha sido necesario que la Asociación de Periodistas Asiáticos en Estados Unidos publicara un comunicado en el que pide tener sumo cuidado con las imágenes que acompañan los reportajes sobre el coronavirus. Imágenes de supermercados vacíos y personas usando máscaras como si se tratara del fin del mundo, tampoco son recomendadas por esta guía para periodistas elaborada por Reframe.
    1. Evite uso de imágenes de archivo que promuevan el racismo, los estereotipos o causen pánico.
  9. Tenga en cuenta que las cifras cambian constantemente. Caroline Chen, periodista de ProPublica, vivió de primera mano el SARS y estuvo encargada de informar sobre el ébola. Escribió un interesante artículo donde comparte las lecciones que aprendió y pueden ser aplicadas para informar mejor sobre el coronavirus. Recomienda que siempre al brindar una cifra sobre contagiados y fallecidos, recalque que se trata de datos oficiales dados a la prensa “esta mañana”, “esta tarde” o “ayer en la noche”.
  10. Promueva el teletrabajo entre los miembros de su redacción. Vale la pena que todos los directores de medios de comunicación lean la carta que Ignacio Escolar, director de Eldiario.es, le escribió a su equipo de trabajo con instrucciones para el cubrimiento informativo en tiempos de COVID-19.

Incluimos además, recomendaciones de otras fuentes que son útiles para la cobertura periodística:

Noticias relacionadas:

Comentarios