Ante posible hambruna debido al COVID-19, Obsan recomienda mantener cadenas de suministro de alimentos  

Curno en un donativo de alimentos recientemente entregado a la población

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) advirtió sobre una posible hambruna, debido al impacto económico de la pandemia mundial de COVID-19.

Según las proyecciones, la falta de alimentos afectaría principalmente a los países con ingresos medios y bajos, pasando de 130 millones de personas que padecen hambre aguda, a 265 millones.

En Honduras, según cifras del Observatorio de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Obsan) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), previo a la crisis sanitaria que mantiene confinada a la población, cerca de un millón de habitantes, concentrados en su mayoría en los departamentos de Francisco Morazán, Intibucá, La Paz, El Paraíso, Valle y Choluteca, tenían dificultad para acceder a sus alimentos, debido al fracaso de las cosechas, muerte del ganado y escasez de agua.

Ante este panorama, y tomando en cuenta que durante la emergencia unos 450 mil empleados serán suspendidos de sus puestos de trabajo, el riesgo de incremento en la desnutrición aguda es inminente, así como de sobrepeso y obesidad en cierto porcentaje de la población, debido a la falta de una alimentación saludable y completa, con los nutrientes necesarios: 2,100 kcal, 10-12% proteínas y 17% grasas.

En ese contexto, el Obsan recomienda mantener en marcha las cadenas de suministro de alimentos, con las respectivas medidas de bioseguridad, incentivar la producción de huertos familiares, fortalecer los programas de protección social y los mecanismos de vigilancia del congelamiento de precios de la canasta básica

De igual manera, la Política Pública en Seguridad Alimentaria y Nutricional para Honduras 2016-2030, formulada en el marco del Diplomado en Gestión de Políticas Públicas para la mejora de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en el país que implementó el Doctorado en Ciencias Sociales con Orientación en Gestión del Desarrollo de la UNAH, demanda mayores capacidades institucionales para la formulación, análisis, implementación, promoción, gestión, monitoreo y evaluación de políticas y una adecuada ejecución de programas, proyectos y otras iniciativas para este fin.

Noticias relacionadas:

Comentarios