Conoce a los ganadores del concurso de fotografía documental y la historia detrás de cada imagen

Ganadores de cuatro de los primeros cinco lugares del concurso

“La inspiración llega, pero hay que estar atento para saber captarla”, dijo en su momento uno de los personajes más innovadores del mundo, frase que hoy se aplica a la perfección a los estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) que con sus imágenes conquistaron los primeros cinco lugares del concurso de fotografía documental "Enalteciendo a la familia hondureña”. ¡Conózcalos!

Tras la valoración de 202 obras y las deliberaciones respectivas, el jurado calificador del certamen, organizado por la Vicerrectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles (VOAE), decidió otorgar el primer lugar a "¡Nadie se queda atrás!", una fotografía de Cristian Sarmiento, estudiante de Ingeniería Eléctrica Industrial de la UNAH en el Valle de Sula (UNAH-VS), captada en el momento en que el autor se disponía a ayudar a uno de sus anteriores maestros en el rescate de su mascota durante las inundaciones en La Lima, como efecto de los fenómenos naturales Eta e Iota.

“El Bulevar del Este estaba totalmente inundado, realmente me sentí muy indignado al ver que había carencia de ayuda por parte del gobierno. Al llegar al sector Planeta, muchas familias salían sin nada desde lo profundo y me sentí rodeado de emociones, entre tanto, al levantar mi mirada, logré ver salir a esa familia tomada de la mano y ver que uno de los propósitos por los cuáles nosotros estábamos ahí ese día lo estaban haciendo ellos me tocó el corazón, su mascota iba entre sus brazos; pude capturar el momento”, relató a Presencia Universitaria tras la premiación.

El segundo lugar fue obtenido por la estudiante de Nutrición, Andrea Raquel Velásquez, quien a través de “Cuando la familia se convierte en arte”, captada durante una de sus visitas al municipio de Ojojona, Francisco Morazán, cuenta la historia de una familia de artesanos de moldear y colorear en equipo cada artesanía con tanto amor y empeño, deja en ella su esencia familiar y crea cultura.

“Tal vez al observar la foto vemos cómo las manos de las gemelas colorean las alas de las mariposas que muchas veces colgamos en nuestro jardín, pero ¿qué hay detrás de esas manos? ¿acaso esas manos solo pintaron y moldearon esas piezas de barro? La respuesta es no, esas mismas manos crean, aman y mantienen a su familia, son las que se entrelazan para hacerle una oración a Dios, las que cubren sus rostros al llorar, las que limpian las lágrimas. Esas manos no solo brindan alimento, un hogar o vestimenta a su familia, le regala cultura e identidad nacional, le brinda un oficio digno transmitido de generación en generación”, expuso.

El tercer lugar lo obtuvo el estudiante de Arquitectura, Alan Daniel Melgar Ramírez con “La esencia”, obra que a criterio del autor refleja mucho más que a dos personas e invita a reflexionar sobre cómo cada uno afronta la vida.

“Yo buscaba capturar momentos de la actividad comercial de la zona, pues siempre he sido aficionado de la fotografía callejera, pero entre tanto encontré esta escena que me cautivó completamente. Al ver esa escena de cómo jugaba feliz con su papá e irradiaba tanta alegría y energía positiva, entendí que había captado la esencia de las cosas; lo simple y bello de la vida, lo que nos hace grandes como humanos y hondureños”, comentó.

La obra “Donde el mar y el cielo se juntan”, de la estudiante Katherine Elena Argueta, ganó el cuarto lugar, y “Amor de familia”, del estudiante Roy Adiel Baca, el quinto. “Al estar enfocado en la familia en estos tiempos, recordaba cuando nació mi sobrino y aquella alegría que nos invadía a todos; podíamos contemplar una pequeña familia agradecida con un hermoso hijo, siempre manteniendo el amor, la fuerza y la templanza en estos días. El captar cuando juntos decoraban por primera vez el árbol de Navidad nos demostró el gran futuro en que ellos trabajan para su bebé, y que pacientemente confían”, relató el autor de esta última.

Una temática familiar

Los ganadores del referido concurso organizado con el objetivo de promover el arte de la fotografía documental en los estudiantes universitarios mediante el registro de tradiciones familiares hondureñas, así como las menciones honoríficas, fueron dados a conocer esta semana.

La temática de cada obra fotográfica estuvo orientada a las tradiciones de la familia hondureña y registró actividades propias de cada cultura, destacando la sana convivencia y los valores que deben perdurar, como la responsabilidad, honradez y la solidaridad. Al conocer el veredicto, los jóvenes artistas coincidieron en la importancia de promover este tipo de actividades extracurriculares que les permiten mantenerse activos, recrearse e indirectamente pasar tiempo con sus seres queridos.

El director de la Fototeca Nacional Universitaria, Paul Martínez, dependencia que fue invitada por la VOAE para acompañar el concurso, destacó el nivel de convocatoria logrado, así como el apoyo del al Instituto Hondureño de Fotografía (IHF), al igual que en proyectos anteriores, en la escogencia de las obras ganadoras, garantizando la imparcialidad en dicha elección, así como en una forma de acercar lazos y enriquecer el quehacer cultural universitario. 

“Este tipo de concursos, cuya temática ha sido el enaltecer las tradiciones de la familia hondureña son importantes para despertar en la comunidad estudiantil el sentimiento de unión familiar, la capacidad de crear una obra de arte y acercarle a una disciplina artística tan trascendente como lo es la fotografía”, expresó.

“Fue masiva la participación estudiantil inscrita, solo en los talleres de fotografía se contó con la asistencia de 257 estudiantes, demostrando con ello su interés en la formación artística, pese a los momentos terribles que pasó la nación en el mes de noviembre. Las clases del taller se impartieron de manera virtual, y aunque ha sido un taller corto, la aceptación de la comunidad estudiantil fue aleccionadora”, añadió.

En aplicación del artículo 140 de las Normas Académicas sobre requisitos de graduación, a cada participante se le otorgarán 15 horas en el ámbito artístico. Las fotografías ganadoras, mientras tanto, formarán parte de la Colección de Artes Visuales de la UNAH, la cual garantizará el respeto de los derechos de autor.

Para conocer mayores detalles y ver las obras ganadoras, ingrese aquí.

Noticias relacionadas:

Comentarios