Investigación de la UNAH indica que en 18 años Honduras no ha registrado avances en reducción de la pobreza

Fotografía por Clarissa Donaire.

En el marco del Día Mundial de la Población, que se celebra el 11 de julio de cada año, investigadores de la Maestría en Demografía y Desarrollo informaron que según sus indagaciones, en los últimos 18 años Honduras solo ha reducido la pobreza en 1.8%, datos que lo convierten en el país con mayor desigualdad en Centroamérica.

“Uno de los indicadores que hemos estado observando es la pobreza, que nos mide la desigualdad y sobre todo el progreso que ha tenido el país en materia de desarrollo”, explicó el investigador de la maestría, Héctor Figueroa.

Según el análisis que realizaron los investigadores, si se hace un recorrido por los últimos 18 años, en Honduras se ha reducido la pobreza 0.1% al año, lo que significa que podrían pasar 500 años y la miseria no se reduciría en base a la meta establecida por los objetivos de desarrollo sostenible.

Agregó que “según los cálculos, el 61.9% de los hogares hondureños viven en condiciones de pobreza, el 23.1% en pobreza relativa y el 38.7% en pobreza extrema, de acuerdo con los datos oficiales que se registraron en el 2018”.

En el progreso de la investigación se realizó un análisis comparativo sobre el avance que ha tenido el país en la reducción de la pobreza y los resultados indicaron que ha habido una reducción leve en materia de hogares, no obstante este porcentaje no se refleja en el número de población.

“Por un lado, de manera porcentual bajó la pobreza en los hogares, pero hoy en día hay más personas en situación de pobreza”, añadió el especialista.

Es decir que sus ingresos no les alcanzan para cubrir el costo de la canasta básica, esta entrada económica dentro de los hogares solo cubre el 70% de la alimentación. La entrada económica de los hogares más pobres del país es de 489 lempiras mensuales, informó el investigador de la maestría.

Por otra parte, añadió que si nos comparamos a nivel de Centroamérica, seríamos el país más desigual de la zona y uno de los más desiguales a nivel de América Latina.

Las faltas de oportunidades de empleo y los altos índices de corrupción que imperan en el país son algunos de los principales factores que influyen de manera directa en la situación de pobreza que viven las familias hondureñas.

Finalmente, el investigador recomendó que para comenzar a cambiar la situación, las autoridades gubernamentales deberían fomentar el empleo y desarrollar la parte productiva del país para que las familias puedan tener acceso a recursos económicos.

Noticias relacionadas:

Comentarios