Niños celebran su día en la precariedad

Créditos: Clarisa Donaire

Hoy 10 de septiembre se conmemora el Día del Niño Hondureño, y lo primero que se viene a la mente son dulces, piñatas, alegría, festejo y juguetes, sin embargo, no todo es color de rosa en los infantes de Honduras.

“La situación actual de la niñez en este país es muy precaria por diferentes situaciones violentas en las calles; las niñas reciben acoso sexual y son violadas, casos que en su mayoría quedan en la impunidad”, declaró la licenciada Ana Ferrera.

La niñez hondureña actualmente no puede desarrollarse de la mejor manera, ya que son privados en sus derechos fundamentales; por ejemplo, la educación. Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), cerca de medio millón de niños se ven obligados a trabajar.

“La educación también se ha privatizado y en muchas comunidades hay niños que en lugar de ir a la escuela están trabajando en la calle, el país no cuenta tampoco con espacios de recreación que sean seguros para los niños y niñas”, mencionó Ferrera.

 Contexto jurídico

Los niños tienen derecho a jugar, a alimentarse, a tener un hogar, salud, educación, a la vida, tener una familia, a la igualdad y muchos más, pero ¿cuántos de estos derechos se cumplen?

“Uno de los tantos que no se cumplen en Honduras es el derecho a los alimentos, ya que existen varios padres irresponsables que a diario son demandados por alimentos, personas que no cumplen con su rol; de igual manera muchos padres no quieren reconocer legalmente a sus hijos”, afirmó Hernán Cárcamo, máster en Protección de los Derechos de la Infancia.

Que este día sirva para rendir homenaje a esas sonrisas que alegran el día con solo verlas, para recordar los mejores momentos que se vivieron en la niñez; por otro lado, que también sirva para reflexionar sobre la situación actual de estos angelitos.

Noticias relacionadas:

Comentarios