10 de septiembre, Día Mundial de la Prevención del Suicidio

En promedio, Honduras registra un suicido cada 22 horas. Imagen tomada de la OMS.

Desde el 2003, cada 10 de septiembre se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, como un esfuerzo de visibilizar este trascendental tema y priorizando en la necesidad de su prevención.

Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo, siendo ésta la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) detalla que cada año, más de 800,000 personas mueren por causa del suicidio, y que el número de vidas perdidas cada año por esta causa supera el número de muertes por homicidio y la guerra combinados. Existen indicios de que, por cada adulto que se suicidó, posiblemente otros 20 intentaron quitarse la vida.

Honduras

En promedio, en el primer semestre del 2019, cada 22 horas una persona se suicidó en Honduras, según los datos arrojados por el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH).

En el 2018, el suicidio fue la cuarta manera de muerte por lesiones de causa externa a nivel nacional, al acumular 404 ocurrencias, con un promedio mensual de 34 casos, siendo los hombres los que acumulan más incidencias (76%), a diferencia de las mujeres (24%), según lo detalló una publicación de Presencia Universitaria.

Propuestas

La OMS propone un plan más riguroso para reducir el número de suicidios aplicando una restricción del acceso a los plaguicidas que se utilizan para la intoxicación voluntaria. La elevada toxicidad de diversos plaguicidas significa que muchos intentos de suicidio con frecuencia desembocan en la muerte, especialmente cuando no existen antídotos o no hay servicios médicos cerca.

Como se detalla en la divulgación previa de la OMS, existe un registro creciente de datos internacionales de los que se desprende que las reglamentaciones para prohibir el uso de plaguicidas muy peligrosos pueden reducir las tasas nacionales de suicidio.

Según este documento, el país mejor estudiado es Sri Lanka, donde una serie de prohibiciones redujeron la tasa de suicidios en un 70% y, según las estimaciones, permitieron salvar la vida de 93,000 personas entre 1995 y 2015.

Noticias relacionadas:

Comentarios