Nuevo Congreso Nacional deberá legislar por consensos, opinan analistas

Tras cinco días de las elecciones generales, el conteo de actas no finaliza, y aunque ya hay claridad con respecto a los resultados presidenciales y de las principales alcaldías, se desconoce la totalidad de diputados que integrará el nuevo Congreso Nacional, sin embargo, las proyecciones son que los partidos denominados de oposición únicamente lograrán mayoría simple, por lo que habrá leyes  que requerirán consensos (mayoría calificada) para ser aprobadas o derogadas.

En ese sentido, para el analista político Efraín Díaz Arrivillaga, el próximo Congreso Nacional debe actuar en consonancia con lo que ha plateado la presidente electa, Xiomara Castro, en cuanto a la unidad y conciliación.

“Deben existir las bases de una agenda legislativa de consensos que también complemente los esfuerzos que el Ejecutivo pueda hacer y, por supuesto, guardando la independencia de los poderes del Estado y fortaleciendo del Estado de derecho”, subrayó el académico.

Amplió que se debe pasar de una alianza coyuntural electoral a la consolidación de una alianza en el Congreso Nacional que reúna a las fuerzas que quieren impulsar cambios y reformas, que también incluya a otras fuerzas como el Partido Liberal y la Democracia Cristiana que, aunque está sacando solo un diputado, de manera conjunta suma.

“En el Congreso debe haber un consenso entre la alianza ganadora y otras fuerzas políticas para poder impulsar la agenda legislativa, recuerde que la alianza solo puede lograr una mayoría simple pero no la mayoría calificada que se requiere para reformar algunas leyes importantes como las ZEDE o reformas al Código Penal”, explicó

Por su parte, el sociólogo Julio Navarro considera que hay una importante oportunidad para que desde el Congreso Nacional se puedan aprobar proyectos urgentes para el país, así como la derogación de leyes que son perjudiciales, pero coincide con Arrivillaga en que esto solo se puede lograr mediante consensos.

“Hay una enorme oportunidad para reconstruir la institucionalidad, no solo desde el punto de vista partidario del ganador de la presidencia de la República, sino de la incorporación de las diferentes bancadas en el Congreso Nacional para que puedan llegar a acuerdos sobre qué proyectos de ley urgen en el país para poder enderezar la economía y poder proyectarse a futuro”, expresó.

La conformación del próximo parlamento también reviste importancia considerando que los nuevos diputados tendrán el poder de elegir a autoridades claves en el cumplimiento de la ley y la lucha anticorrupción en el país.

Dentro de esas autoridades que serán electas se encuentran los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, el Fiscal General, Tribunal Superior de Cuentas, Instituto de Acceso a la Información Pública, Procuraduría General de la República, Consejo Nacional Electoral, además de otras instituciones del Estado que cambiarán autoridades en el próximo período.

“Todos los nombramientos que requieren de la participación del Congreso van a determinar no solamente temas como la justicia, la lucha contra la corrupción y la impunidad y la lucha contra el narcotráfico, sino que también determinará la imagen internacional del país”, apuntó el analista político Graco Pérez.

Hasta el momento se han transmitidos los resultados de más del 50% de las actas, y se proyecta que el Partido Libertad y Refundación obtendría 50 curules, el Partido Nacional 41, el Partido Liberal 23, el Partido Salvador de Honduras 12, la Democracia Cristiana 1 y el Partido Anticorrupción 1, no obstante, estos resultados son provisionales y pueden cambiar.

Noticias relacionadas:

Comentarios