Organizaciones exhortan al gobierno y a los partidos políticos a tomar en cuenta recomendaciones para mejorar la seguridad ciudadana

Organizaciones de la sociedad civil presentaron más de 20 recomendaciones para mejorar la seguridad ciudadana en el país.

Producto del análisis y evaluación de la Política Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana 2011-2022 (PICSC), diversas organizaciones de la sociedad civil presentaron más de 20 recomendaciones para mejorar la seguridad ciudadana en el país.

En octubre del año 2011, el Gobierno de Honduras aprobó la referida política para el período 2011 a 2022, lo que se concibió como algo positivo y novedoso, sin embargo, aunque se registran avances, estos no han sido significativos y aún queda mucho por trabajar.

En este sentido, la Asociación de Jueces por la Democracia (AJD), la Asociación para una Sociedad más Justa/Alianza por la Paz y la Justicia (ASJ/APJ), el Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh) y el Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (IUDPAS) presentaron 22 recomendaciones, las cuales esperan sean tomadas en cuenta por los distintos sectores.

“Exhortamos a las autoridades hondureñas, candidatos a cargo elección popular, entre otros, a tomar en consideración estas recomendaciones e incorporarlas en su propuesta y plan institucional y de gobierno”, expresó la directora del IUDPAS, Julieta Castellanos.

Asimismo, dio a conocer dichas recomendaciones, las cuales van orientadas a impulsar el desarrollo humano y el respeto a los Derechos Humanos para prevenir la violencia, reducir la migración forzada, promover la transformación continua e integral de la Policía Nacional y de los métodos de investigación, fortaleciendo la Secretaría de Seguridad y los sistemas de información, además de promover la participación ciudadana integrando a las municipalidades, el gobierno central, la sociedad civil, la academia y la cooperación.

El trabajo y las conclusiones

A un año de finalizar la PICSC, se consideró oportuno realizar un análisis, por lo que el Instituto Nacional Demócrata (NDI, por sus siglas en inglés) brindó asistencia técnica para realizar un diagnóstico de la política pública de seguridad vigente y el desempeño del Estado hondureño en materia de seguridad desde una perspectiva ciudadana.

Una de las conclusiones de este análisis fue que con la implementación de la PICSC se fortaleció financieramente la Secretaría de Seguridad, sin embargo, esto no ha implicado avances significativos y mejorías en la seguridad ciudadana.

Otro hallazgo importante es que el modelo de seguridad humana que plantea la política no ha sido desarrollado plenamente por parte del gobierno central, y la falta de abordaje integral ha provocado un país con mayor inequidad, pobreza y violencia.

“Es importante plantear que tanto el diagnóstico como las propuestas señalan con bastante precisión y rigor científico que hay una desproporción en lo que tiene que ver, no solamente con asignaciones financieras, sino con asignaciones políticas, por lo que tenemos resultados pobres”, manifestó el director del Fosdeh, Mauricio Díaz.

El economista también afirmó que existe un retroceso en la institucionalidad pública y una intencionalidad de atropellar las funciones de quienes tienen que ver con los temas de seguridad, “incluyendo los gobiernos locales, que lejos de aclarar los roles de esa institucionalidad, se han entrelazado, por lo que es tanto el nivel de confusión e improvisación que hay”, sostuvo.

Asimismo, presentó el contenido de la campaña "Seguridad para el desarrollo humano", que inició su difusión hace dos semanas, y a través de la cual se le hace un llamado a la sociedad civil y al sector público a promover la seguridad ciudadana. 

Finalmente, se informó que el “Diagnóstico y recomendaciones para la mejora de la Política Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana” se publicará en las páginas web de las organizaciones que impulsan esta iniciativa (IUDPAS, AJD, ASJ/APJ y el Fosdeh).  

Noticias relacionadas:

Comentarios