OTRO DÍA EN LA HEMEROTECA. Episodio 12.

En la Hemeroteca todo ha sucedido ya, una radiografía del mundo descansa silenciosamente y hoy conocerás una pieza más de ese gran rompecabezas llamado Historia. Nuestra ecuación del tiempo nos remonta a 1917, en un día como hoy...

 

 

Capítulo 1.

15 de enero foto 1

Ofrezco a los interesados mis servicios para dar clases de música, y también me hago cargo de instrumentaciones de piezas musicales para banda y orquesta y copias de pieza para piano.”, es la transcripción del texto en el anuncio.

Carlos Hartling nació en Schlotheim, Alemania, un 2 de septiembre de 1869. Estudió música en los conservatorios Weimar y Leipzing, y en la academia de Múnich. Dirigió varias escuelas musicales, orquestas y bandas militares.

En 1896 viajó a Tegucigalpa por petición del entonces presidente Policarpo Bonilla, quién le encomendó junto a Augusto Cesar Coello componer el Himno Nacional de Honduras.

Aunque la imaginación y los libros cívicos sugieren suponer a un Carlos Hartling entre las más altas esferas de la época, en el anuncio se visualiza como un hombre queriendo sobrevivir con su arte en un País históricamente alejado del arte.

 

Capítulo 2.

15 de enero foto 2

Cuánto de tabú y cuánto de verdad en 1917. Nuevamente la publicidad como herramienta para entender el pasado:

Por fin ha venido la ciencia a enseñarnos el verdadero arte de afeitar, a librarnos de aquello que tantos consideran una pesadilla cotidiana. La química nos ha dado el Jabón-Crema MENNEN (en tubos comprimibles).

Como el resultado de tres años de estudio y experimentos con el fin de hallar el jabón ideal. El jabón-Crema Mennen ablanda la barba sin necesidad de agua caliente o de frotarse la cara, la brocha sola, forma una espuma suave y espesa que no se seca y facilita el afeitarse”.

 

Capítulo 3.

15 de enero foto 3

Entre 1914 y 1918 vivió el mundo la primera guerra mundial, dividiendo la ideología humana en dos bandos; los aliados de la Triple Entente y las potencias centrales de la Triple Alianza.

Para los coleccionistas de la memoria bélica, transcribimos este cable de 1917:

“La Entente recibió el 19 de diciembre próximo pasado una nota de Estados Unidos, cuyo contenido, que ha considerado con sumo cuidado, revela la sincera amistad de Estados Unidos en esta excepcionalmente grave situación para la humanidad”.

“La Entente reconoce, ante todo, la elevación de miras que ha inspirado dicha nota; y se asocia cordialmente al proyecto de la creación de una Liga Internacional encargada de garantizar la paz y la justicia y evitar conflictos entre las naciones, impidiendo en lo posible nuevas agresiones de parte de elementos antagónicos, a la fraternidad entre ellas, de acuerdo todo lo cual, con los principios que sustenta la actual civilización; más tiene la pena de declarar, que tal proyecto, tendiente en el fondo a asegurar la paz, es imposible discutirlo en estos momentos históricos, si antes no se lleva a cabo un arreglo satisfactorio del actual conflicto”.

En Washington, el secretario Lansing se mostró reservado respecto a la contestación de la Entente, en un día como hoy, 15 de enero, pero de 1917.

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios