Pandemia, pobreza y violencia expulsan a hondureños del país en la primera caravana del año

Las convocatorias son realizadas a través de redes sociales, principalmente Facebook.

El fenómeno de las caravanas de hondureños que salen del país con destino hacia Estados Unidos ya es una temática recurrente en la agenda noticiosa nacional. Cada año miles de hondureños huyen del país en busca de mejores condiciones de vida, a ellos los expulsa principalmente la falta de oportunidades, los altos índices de violencia y desempleo, así lo sostiene Marco Antonio Tinoco, sociólogo y docente de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) ante el anuncio de la salida de la primera caravana del año 2021 el próximo viernes desde el país.

“Hay un pensamiento colectivo en la población de que en Honduras no hay esperanza”, afirma Tinoco sobre el sentir de los hondureños que deciden dejarlo todo en un momento sumamente caótico en que se enfrentan a una pandemia sin precedentes, misma que se ahondó con el impacto de los fenómenos climáticos Eta e Iota en los últimos meses en el territorio nacional, en la peor temporada de huracanes registrada en las últimas décadas.

Todo lo anterior ha generado miles de empleos perdidos por el cierre de empresas, se estima según datos del Gobierno, que el 2020 dejó más de 500,000 nuevos desempleados. También hubo pérdidas de cultivos, daños severos a la infraestructura nacional y decenas de pérdidas humanas, agudizando de esta forma la pobreza en el país. Desde 2018 hasta la fecha más de una decena de caravanas ha salido del territorio hondureño, organizadas principalmente en San Pedro Sula, todas fracasaron en su intento de concretar el sueño americano, solo pequeños grupos que lograron evadir las restricciones y medidas de los países del Triángulo Norte, México y la agresiva política migratoria dictada desde Washington

“Si unimos esos factores estructurales de la falta de oportunidades, un modelo económico que no genera suficientes puestos de trabajo, las medidas de la pandemia, los dos huracanes, entre otros problemas, esto impulsa a los hondureños a un éxodo”, destaca el catedrático universitario, quien además enfatiza que la población ha perdido totalmente la confianza en los aparatos estatales, que se muestran incapaces de generar políticas de desarrollo que frenen a la población en su intento de abandonar el país.

Ante el anuncio de nuevas caravanas, autoridades de México, Guatemala y Honduras declararon este lunes que se alistan para atender a un posible nuevo desplazamiento migratorio con rumbo hacia el país norteamericano, así lo hicieron saber a través de un comunicado conjunto en el que también se incluye a El Salvador y en la que abogan por una migración "segura, ordenada, regular", no obstante exigirán a los integrantes de la caravana prueba del COVID-19,  pasaporte y documentos que identifiquen a los menores de edad.

Victoria de Biden

Los hondureños esperan que con la victoria de Joe Biden en los recientes comicios electorales en Estados Unidos el panorama migratorio se flexibilice para quienes deciden emprender el viaje, sin embargo Tinoco advierte que lo único que va a cambiar es la retórica del gobierno norteamericano.

“Yo no creo que las medidas las van a flexibilizar para que ingresen los migrantes, quizá esa política sea más abierta y más respetuosa de los derechos humanos”, sostiene el sociólogo, quien no olvida que el número de deportaciones en el gobierno de Barack Obama fue mayor que durante el gobierno de Donald Trump, y en cuya administración Biden fue su vicepresidente.

“Quizá pueden haber algunas regulaciones, como la ampliación del TPS, pero recordemos que quienes tienen acceso a este es una minoría, a la gran mayoría no se les regulariza su situación, no creo que eso vaya a cambiar de noche a la mañana”, finaliza.

Noticias relacionadas:

Comentarios