Para evitar fatiga por confinamiento, psicólogos recomiendan dar sentido a la rutina 

Diseño: UNAH.

Las manifestaciones del cansancio físico y emocional generado por el confinamiento obligatorio como medida de prevención para evitar la propagación del COVID-19 se tornan cada vez más evidentes, captando la atención de los científicos a nivel mundial.

El fenómeno denominado "fatiga de confinamiento" fue recientemente observado por estudiosos de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, quienes encontraron que en ese país que implementó cuarentenas flexibles, tras un mes de permanecer en sus hogares las personas comenzaron a salir cada vez más a la calle.

La investigación evidencia que el desgaste se produce luego de largos períodos transitando por un mismo lugar y realizando más o menos las mismas actividades todos los días. Al respecto, la psicóloga clínica alemana Solange Anuch, explicó que esto se debe al cambio repentino en el estilo de vida.

"Las personas están acostumbradas a movilizarse en diferentes espacios, mover mucho su cuerpo y recibir muchos estímulos, y de un momento a otro pasan a transitar un largo tiempo siempre por los mismos lugares cerrados, haciendo las mismas actividades, recibiendo más o menos las mismas noticias y las mismas órdenes de cuidado", manifestó.

La profesional explicó que el encierro no sólo se experimenta en el cuerpo, sino también en la mente, lo que hace más difícil manejarlo. Asimismo manifestó que en situaciones como estas las personas pasan por distintas etapas: primero la de predesastre, luego la de impacto (que es cuando se empiezan a recibir cada vez más noticias e instrucciones sobre cómo comportarse), y luego la heroica, que es cuando la gente está más motivada para cumplir con lo que se solicita, sin embargo, después viene la desilusión, que se da al saber que pese a todos los esfuerzos hay muchas cosas malas que están pasando. De acuerdo con la profesional, la fatiga de confinamiento ocurre en esta última, por lo que se debe tratar de "reencantarse" para retomar fuerzas y seguir.

Aunque en Honduras ahora se tiene la posibilidad de salir de casa cada dos semanas para realizar transacciones bancarias, comprar alimentos o medicamentos, el toque de queda a nivel nacional ya supera los 75 días y en concordancia con Anuch, para sobrellevar el encierro, los expertos recomiendan dar un sentido a la rutina diaria, encontrando nuevos estímulos, y aprovechar el tiempo con la familia, especialmente con los niños, con quienes normalmente solo se tiene contacto fuera del horario laboral.

Para ver el documento https://www.soychile.cl/Santiago/Sociedad/2020/05/06/652376/Sepa-que-es-la-fatiga-de-confinamiento-y-como-combatirla-a-traves-de-nuevos-estimulos.aspx

Noticias relacionadas:

Comentarios