Para hacerle frente a la variante delta, científico propone vacunación comunitaria

Para Medina, es importante educar a la población y vacunarla en sus comunidades.

El investigador Marco Tulio Medina, director regional para América Latina de la Federación Mundial de Neurología (WFN por sus siglas en inglés), manifestó que la situación más grave que se está enfrentando a nivel mundial en la actualidad es la variante delta en el contexto de la pandemia del COVID-19, por lo que es crucial que se acelere el proceso de vacunación y que las personas acudan a los centros de vacunación.

En caso de que no se realice una vacunación constante y que las personas opten por no vacunarse, la infección del COVID-19 se prolongará, tal como viene ocurriendo en los Estados Unidos, país que tiene amplia disponibilidad de vacunas pero que ha logrado, según la página Reuters, que solamente el 53.6% de la población esté totalmente vacunada, y que un 63% de la población tenga una dosis, por la poca disponibilidad que tiene la población en inocularse.  

Medina resaltó que, en el contexto hondureño, existen diversas situaciones en las cuales es obligatorio cumplir con ciertas medidas, y que la vacunación contra el COVID-19 debe ser una de ellas, por lo que urgió al Congreso Nacional de la República a establecer reglas que causen que las personas opten por la vacuna.

“Es obligatorio si usted ve una luz roja, no pasarse la luz roja. Es obligatorio para las personas que van conduciendo llevar cinturón de seguridad, es obligatorio usar licencia de conducir. ¿Por qué no podemos establecer medidas legislativas en las cuales sea obligatoria la vacunación, si es por el bien de la misma persona y la comunidad?”, señaló.

Para el investigador, la vacuna representaría una medida de seguridad absoluta tanto para el individuo como para el resto. “De otra manera vamos a seguir con personas con ideas totalmente erróneas, tal como que la vacuna le va a producir daño, que la vacuna le va a meter un chip, va a controlar la mente; son una serie de ideas totalmente absurdas que desgraciadamente circulan por las redes sociales de nuestro país. Aquí no estamos en contra de una situación de libertades, estamos ante una situación de emergencia”, reiteró.

Otras estrategias

Además de las medidas legislativas para hacerle frente a la pandemia, también señaló que es importante que exista un número suficiente de dosis y de disponibilidad de las vacunas. Para el experto, es crucial aumentar el número de personas vacunadas ya que es entre las personas no vacunadas que la variante delta y la pandemia se extenderá, como en diversos países del mundo, donde el número de casos de COVID-19 ha ido en aumento, saturando hospitales y centros pediátricos.  

Otra estrategia para hacerle frente a la pandemia en Honduras es que los médicos y enfermeras visiten las comunidades y convenzan y vacunen a la población, una campaña en la cual, "si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma".

En Honduras la situación es crítica, ya que no se ha alcanzado un número de vacunación lo suficientemente alto para evitar que las personas que no estén vacunadas se infecten con la variante delta. Asimismo, algunas personas no desean vacunarse. Medina destacó que, en los meses por venir del 2021 es necesario acelerar el proceso de vacunación para evitar tener más casos de la variante delta, que se caracteriza por su alta transmisibilidad.

“Los procesos de vacunación deben establecerse en una estrategia tal de que podamos, por un lado, mediante herramientas legislativas, de que haya una vacunación. Segundo, educar a nuestra población y tercero, ir a las mismas comunidades para vacunar. Creo que si no tomamos estas medidas, la pandemia va a seguir en una etapa ascendente, vamos a seguir viendo personas que fallecen, incluso las personas que ya se vacunaron corren riesgo, de tal manera, que las medidas de bioseguridad son cruciales”, recalcó.

Honduras

Según el rastreador mundial Reuters https://graphics.reuters.com/world-coronavirus-tracker-and-maps/vaccination-rollout-and-access/ en Honduras, el 28.4% de la población ha recibido al menos una dosis de la vacuna, y el 13.4% ambas dosis. Para los expertos, es necesario lograr que al menos un 70% de la población esté totalmente vacunada para alcanzar la inmunidad de rebaño.

Hongo negro

Además del COVID-19, otra eventualidad que ha llamado la atención de la población son los casos de “hongo negro”. Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en los últimos meses se ha observado un aumento de informes sobre casos de mucormicosis comúnmente llamada "hongo negro", asociada al COVID-19 (CAM, por sus siglas en inglés-COVID-19 Associated Mucormycosis) especialmente en personas que padecen de diabetes mellitus (DM), cetoacidosis diabética o que están en tratamiento con esteroides.

A nivel global, el número más alto de casos ha sido notificado en la India, donde se estima que hay más de 4,000 personas con CAM. Para Medina, este problema ha tenido repercusiones desde el momento en que se empezó a reportar en la India y considera que esta condición se ha disparado, en ocasiones, por el uso indiscriminado y de automedicación de esteroides que se utilizan para la infección por SARS-CoV-2. Algunas maneras para evitar esta infección es eludir factores que puedan disminuir la inmunidad y no automedicarse, como se ha reportado con los esteroides.

Algunos síntomas del hongo negro son: dolor parcial o total en la cara; coloración rojiza oscura alrededor de los ojos; párpado inflamado; visión borrosa por ratos o doble visión; dolor intenso de cabeza y secreción nasal con espigas de sangre.

Noticias relacionadas:

Comentarios