Personal en primera línea frente al COVID-19 demanda se estandarice un protocolo de bioseguridad

Diseño: UNAH

Frente a la emergencia sanitaria del COVID-19, enfermedad altamente contagiosa que ha generado cambios en la dinámica social y económica de la población; el personal de salud que se encuentra trabajando en primera línea demanda “se estandarice un protocolo de bioseguridad a fin de disminuir los contagios, ya que de lo contrario podríamos quedar sin capacidad de poder dar respuesta a la población”, indicó Josué Orellana, presidente de la Asociación Nacional de Enfermeros y Enfermeras Auxiliares de Honduras  (ANEEAH).

Y es que los médicos, enfermeros, microbiólogos y demás personal del área de salud que trabaja en la atención de pacientes sospechosos o portadores se encuentran expuestos al contagio, el cual aumenta si no se ejecutan los mecanismos de protección.

A la fecha son varios los médicos, enfermeras que se han contagiado y muchos de ellos han muerto, en el caso de enfermeros y enfermeras, la Asociación Nacional de Enfermeros y Enfermeras Auxiliares de Honduras (ANEEAH) contabiliza unos 150 contagiados entre el sector público y privado; asimismo se han reportado varios microbiólogos, laboratoristas y otros.

Orellana señaló que de la cifra de 150 contagiados, 91 son de la Secretaria de Salud (Sesal) “y estos datos son hasta la semana 10, ya que tenemos dos semanas de retraso en los resultados. Se reportan dos muertos por esta causa y alrededor de 80 compañeros esperando resultados”, indicó.

La licenciada Leda Sánchez, docente de la Carrera de Enfermería de la Facultad de Ciencias Médicas, expresó: “Estamos ante un virus cuyo comportamiento casi no conocemos. Por eso vemos que muchas personas que han tomado todas las medidas de bioseguridad, al realizarles la prueba rápida o la PCR, salen positivas. Es una crisis a nivel mundial y deja en evidencia las limitantes que tenemos”.

Por su parte el Colegio de Microbiólogos y Químicos Clínicos de Honduras emitió un pronunciamiento en relación al fallecimiento del doctor en Microbiología, Julio César Licona Pérez, quien laboraba en el Hospital Escuela (HE).

En un comunicado emitido por el Colegio de Microbiólogos pide a las autoridades gubernamentales mejorar la entrega de todo el equipo de bioseguridad, en cantidad y calidad y la realización de las pruebas rápidas o PCR.

Orellana además manifestó su preocupación por el comienzo de la Jornada de Vacunación ejecutada por los enfermeros y enfermeras, en relación a las medidas de bioseguridad necesarias y a la misma integridad de las personas.

“Es necesaria la protección sanitaria, es decir que porten todos los ornamentos necesarios como mascarillas, caretas y demás, y la protección policial, ya que sabemos que hay discriminación hacia el personal de salud”, dijo Orellana.  

El profesional de la enfermería insistió en que debe definirse qué acciones seguir cuando alguien del personal de salud sale positivo, qué se debe hacer, qué pasos seguir. “Queremos que nos faciliten las pruebas rápidas para así tener respuestas lo más rápido posible., porque lo que pasa es que las pruebas tardan mucho tiempo y mientras tanto los compañeros no saben el resultado, están atendiendo a la población”.

Por su parte, la docente de enfermería, Leda Sánchez  instó a la población a ser responsable y protegerse para no contaminar a la familia, amigos, pacientes y a uno mismo, “ya que nos podemos contaminar no solo en el área COVID-19, sino en cualquier lugar".

Sánchez finalizó señalando que el personal sanitario debe ser prioridad, pero a la población también hay que cuidar.

Noticias relacionadas:

Comentarios