Pese a pandemia, violencia en Honduras en 2021 no cesa

Hasta un 95% de impunidad hay en la resolución de casos violentos en Honduras.

La violencia en Honduras no cesa en este 2021, pese al contexto de pandemia que atraviesa el país en este momento y las restricciones de circulación impuestas por el aparato estatal como parte de las medidas para frenar la crisis sanitaria, una muestra se refleja en el mes de enero, históricamente uno de los meses más duros en ese apartado, este último ha sido el más violento de la historia de Honduras, pues en los primeros tres días del mes se registraron al menos 50 víctimas mortales.

Durante este mes también se inspeccionaron 11 muertes de mujeres en contextos de violencia, y al menos dos homicidios múltiples que dejaron ocho víctimas mortales. Por otra parte, se han encontrado 12 cuerpos encostalados con supuestos indicios de extorsión.

Hasta la fecha, el Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) contabiliza, según datos proporcionados por el gobierno, al menos 350 muertes violentas en el país en lo que va del año, datos que preocupan a la población y a los organismos de seguridad por las altas tasas de criminalidad en el país.

“La violencia y la criminalidad no cesa a pesar de las estrategias en materia  de seguridad que ha implementado el Gobierno, la pandemia ha ayudado a los países a reducir sus tasas de homicidios, al mantener a la población confinada, en Honduras nos hemos visto sobrepasados los crímenes de alto impacto y eso es lamentable”, dijo Migdonia Ayestas , titular del Observatorio de la Violencia de la UNAH, por otro lado corroboró que el año 2020 cerró con 10 muertes violentas diarias.

Ayestas también señaló que estos delitos de alto impacto se están produciendo con la clara influencia del crimen organizado y están causando miedo en la población, lo que amenaza la relación entre todos, asimismo pone en evidencia la incapacidad del Gobierno para frenar esta ola de crímenes en el país.

Violencia en mujeres

Las mujeres también son un grupo sumamente vulnerable en el país, pues durante estos dos primeros meses del año se han registrado más de 50 muertes violentas de mujeres en el país, datos preocupantes para organizaciones de Derechos Humanos que observan cómo el Estado está haciendo poco o nada por esclarecer las muertes de estos ciudadanas hondureñas.

“Esto es lamentable porque vemos que prácticamente a diario está perdiendo la vida una mujer en contextos en donde el arma de fuego juega un papel importante y con personas cercanas a ellas”, lamentó Ayestas, además dijo que existe un grado de impunidad que alcanza hasta 95% en la resolución de los casos, lo cual convierte al Estado en un cómplice más de los criminales.

Manifestó también que es inadmisible que en Honduras la población esté usando sus propios recursos para poder esclarecer los hechos delictivos en contra de sus familiares, esto en referencia a la recompensa de 50,000 lempiras que están ofreciendo parientes de Glenis Castillo, una estudiante universitaria desaparecida hace unos días en la ciudad de La Ceiba al norte del país.

“Esto dibuja la desconfianza que tiene la gente del Estado y refleja la falta de compromiso que tienen los funcionarios para desarrollar el trabajo por el que se les paga”, dice Ayestas. Según datos del Observatorio de la Violencia de la UNAH, entre el 2005 y el 2020 ha habido más 6,400 muertes de mujeres en Honduras, siendo el 2013 el año más violento con 636 decesos.

Las estadísticas arrojan que Honduras es el segundo país con más altos índices de violencia contra la mujer en Centroamérica, además se ha identificado que la mayoría de las víctimas son menores de 35 años y que cada 36 horas hay una muerte violenta en contra de alguna fémina.

Medidas

Recomendó a la ciudadanía no dejar de denunciar para dejar constancia del delito y que el Estado no hizo nada, asimismo insta a demandar y exigir que se desarrollen procesos de acceso a la justicia y judicialización de casos, dijo finalmente.

Noticias relacionadas:

Comentarios