Políticas antimigratorias y COVID-19 recrudecen las barreras para el acceso a la salud sexual de mujeres migrantes

México en los últimos años ha pasado de ser un país de tránsito a un país de acogida y destino para muchos migrantes, principalmente del triángulo norte de Centroamérica, quienes al no lograr cumplir su sueño de llegar a Estados Unidos, deciden desarrollar su vida en la nación azteca, y en este contexto, es importante evidenciar la situación y desafíos a los que se enfrentan las mujeres migrantes, con relación a los servicios de salud sexual y reproductiva.

En ese sentido, la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso) Honduras, en el marco del ciclo de webinarios sobre mujeres migrantes y salud sexual y reproductiva en la zona norte de Mesoamérica, desarrolló la conferencia "Desafíos y respuestas para una sexualidad saludable y segura en las mujeres migrantes en los países de tránsito, destino y retorno, en donde participó la directora de Population Council de México, Isabel Vieitez.

Durante su intervención, Vieitez brindó un panorama de México, con relación a los desafíos que viven estas mujeres para disfrutar de una sexualidad segura en contextos de migración, así como el lugar que tienen los servicios públicos en este tema y los mayores desafíos para la atención de los derechos sexuales en tiempos de COVID.

De acuerdo con la experta, a pesar de la feminización de la migración en los últimos años, esta no se ha acompañado de políticas claras encaminadas a atender las necesidades de salud sexual y reproductiva de las mujeres migrantes, quienes en su mayoría son mujeres en edad reproductiva, con circunstancias e historias que requieren una atención específica a sus necesidades.

Asimismo, las políticas antimigratorias y la situación del COVID-19 han recrudecido tanto los determinantes como las múltiples barreras preexistentes para el acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva.

Investigación

La directora de Population Council informó que desarrollaron un estudio para entender cuáles eran las necesidades percibidas por las organizaciones no gubernamentales y actores para atender las necesidades de salud sexual y reproductiva de mujeres migrantes indocumentadas en México.

"En este estudio indagamos sobre esas estrategias de las mujeres migrantes para atender sus necesidades en salud sexual y reproductiva, y ellas realizan estrategias que son muy dinámicas y diversas, se preparan para su tránsito y buscan métodos anticonceptivos orales o inyectados, previo a la salida hacia México, para evitar embarazos no deseados", reveló.

Asimismo, modifican su ruta migratoria y diversifican sus medios de transporte, utilizando autobuses, automóviles privados y coyotes, lo cual tiene una implicación económica, también buscan un compañero de tren, "pues mencionan que prefieren ser violentadas por uno y no por diez", lamentó Vieitez.

Por otro lado, indicó que las organizaciones no gubernamentales difunden información, canalizan a las mujeres, las acompañan durante el proceso y, en algunos casos, les brindan atención, y en más del 70% de las ONG entrevistadas se identificó que ofrecen pruebas de embarazo, atención prenatal, atención de parto y atención a sobrevivientes de violencia sexual.

Sin embargo, en el tema de interrupción de embarazo, se constató que hay muy baja oferta de servicios, aproximadamente solo un 30% de las organizaciones mencionaron la difusión de información sobre este tema como parte de sus atenciones a mujeres migrantes.

Con relación a qué lugar tienen los servicios públicos, los cuales son responsables de la atención a la salud, lamentablemente se evidenció que no son la puerta de acceso para resolver necesidades de salud sexual y reproductiva de las mujeres.

Asimismo, la investigación reveló que se perciben a los servicios de salud y otras instancias de gobierno que se encargan de la atención de estos casos como burocráticos, lentos y revictimizantes, además de que existe un gran desabasto de insumos médicos y anticonceptivos en las unidades de salud.

También se identificaron experiencias en donde se cobra la atención a mujeres migrantes, aún cuando estos servicios deberían ser brindados de forma gratuita, así como un gran desconocimiento del personal de salud sobre el derecho al acceso que tienen las personas migrantes.

Desafíos ante el COVID

Dentro de los principales desafíos a los que se enfrentan estas mujeres migrantes en tiempos de COVID-19 para la atención de los derechos sexuales, Vieitez señaló que las políticas discriminatorias, sin perspectiva de género y violatorias de los derechos humanos se han exacerbado, con el argumento de prevenir contagios.

La situación de hacinamiento y falta de infraestructura para poder llevar a cabo las medidas de higiene y preventivas conllevan mayor riesgo de infección y complicaciones de COVID a las poblaciones migrantes.

Asimismo, la crisis sanitaria actual ha limitado la movilidad, los cierres de albergues han dejado en situación de calle a muchos migrantes, pues todavía no hay una capacidad instalada para prevenir el contagio.

Otro aspecto que ha impactado es la reconversión hospitalaria, en donde aproximadamente el 90% de los hospitales han sido reconvertidos para atención a personas con COVID, dejando fuera mucha de la atención en salud sexual y reproductiva. 

También informó que, según los datos del 11 de octubre de 2020, de los casos sospechosos o confirmados de COVID-19, se tienen registradas 883 mujeres migrantes como probables, asimismo, el porcentaje de mujeres migrantes embarazadas es de 4.6%, que representa 41 féminas, de las cuales 10 requirieron hospitalización. 

Para Isabel es particularmente importante definir protocolos de emergencia obstétrica que faciliten el acceso de mujeres embarazadas a servicios de control prenatal, atención del parto y puerperio, así como proveer de implementos de protección contra el COVID-19 en los centros de atención a migrantes.

“Es necesario fortalecer sistema de información que permita comprender la magnitud del recrudecimiento de las barreras de acceso a los servicios de salud sexual y reproductiva y sus consecuencias, y priorizar acciones, al igual que buscar mecanismos que hacer que en estos servicios a mujeres migrantes”, concluyó la expositora.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios