¿Por qué es importante la rehabilitación después del COVID-19 una vez que ha sido vencido?

Este es el segundo día de este importante congreso, en donde la UNAH es la anfitriona.

En el segundo día del Congreso Nacional de la COVID-19 “Experiencias y aportes médicos en Honduras”, se desarrolló la ponencia denominada "Tema de rehabilitación en el COVID-19", por la profesional en este campo de estudio María Calderón, de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Aunque los efectos a largo plazo del COVID-19 son todavía desconocidos, muchos pacientes que buscan volver a la vida normal después de la pandemia lo encuentran más difícil de lo esperado por las secuelas que deja el virus una vez que ha sido vencido por el cuerpo.

Ante esa realidad, la profesional dio a conocer cómo están trabajando en la parte de rehabilitación para el paciente con COVID-19 con enfermedad leve-moderada ingresado en centros de atención hospitalaria y en sus casas donde se están recuperando personas con esta dolencia.

Destacó que ante la necesidad que vieron empezaron trabajando con pacientes que fueron hospitalizados en el Palacio Universitario de los Deportes y luego expandiéndose a otros centros de la red nacional. pues para ellos la rehabilitación juega un papel fundamental en el manejo del paciente con COVID-19.

La idea es ofrecerles una guía y herramientas a los pacientes para que puedan regresar a su vida cotidiana luego de atravesar por ese difícil y traumático proceso.

“Es un proceso que hacemos desde que el paciente está en cama hasta que logra retomar su vida normal”, dijeron los expertos, para ello consideran que el manejo rehabilitador del paciente con COVID-19 debe ser individualizado y por personal capacitado. Por ello también consideran que el sistema de salud debe fortalecerse y permitir que la rehabilitación forme parte de la atención sanitaria en todos los niveles de salud.

Síntomas luego del alta médica

Los pacientes que se recuperan del COVID-19 pueden experimentar una serie de síntomas que afectan a su función diaria, esto puede ocurrir de las 4 a las 8 semanas luego del alta hospitalaria.

Problemas pulmonares, como falta de aire al caminar o dificultad para respirar profundamente.

Síntomas cognitivos, como déficit de atención, o dificultades con la memoria o la multitarea.

  • Deficiencias musculo-esqueléticas, como dolor de espalda o debilidad de las extremidades debido a la posición de decúbito prono prolongada durante la asistencia respiratoria mientras está hospitalizado.
  • Asimismo pueden presentar secuelas cardíacas, entre otros.

Con ello los expertos buscan la mejoría de síntomas, mejorar la función física y ayudar con el estrés psicológico entre otros importantes beneficios. 

Noticias relacionadas:

Comentarios