Kelly Aguilar, estudiante de Ingeniería en Sistemas, recibirá Premio a la excelencia académica Rubén Darío 2019

Kelly Marié Aguilar Andino, estudiante de la Carrera de Ingeniería en Sistemas.

Ser amante del diseño gráfico, el origami, el kirigami (tarjetas en 3D), de la música de orquesta y el violín, son parte de las actividades que le apasionan a Kelly Marié Aguilar Andino, estudiante de la Carrera de Ingeniería en Sistema, quien recibirá a finales de octubre el Premio a la Excelencia Académica Rubén Darío 2019, máximo galardón que otorga el Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA) a nivel estudiantil. 

Al conocer la noticia por parte de la Vicerrectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles (VOAE), que se le otorgará esta presea, esta abnegada universitaria relató que le surgieron una serie de sentimientos encontrados, dejándola sumamente sorprendida, y más porque por primera vez viajará al extranjero.

“Estoy muy emocionada, me explicaron que el premio lo voy a recibir en Nicaragua, que la ceremonia se desarrollará del 21 al 25 de octubre, actualmente cuento con un índice académico del 97%”, detalló la universitaria.

Con su estadía en el hermano país centroamericano, la estudiante de Ingeniería en Sistemas explicó que además tendrá la oportunidad de participar en una serie de actividades culturales, académicas y de recreación con los demás jóvenes de las 21 universidades adscritas al CSUCA y que también recibirán dicha distinción.

Kelly, quien nació un 3 de enero de 1997, comentó que su secreto para mantener un índice de excelencia académica desde la primaria, secundaria y estudios de nivel superior son los valores que le fomentaron su mamá y su hermana mayor.

Amplió que dentro de sus metas a corto plazo está graduarse de Ingeniera en Sistemas, a mediano plazo espera contar con un trabajo y así apoyar a su familia, y a su vez adquirir experiencia laboral para continuar con sus estudios de posgrado.

“Un índice académico no lo dice todo, con este tipo de premios se tiene la percepción que lo único que importa es la academia, pero mi forma de pensar es que el dinero y la academia no son lo más importantes, pero te ayudan a abrir puertas, que si bien es cierto son vitales, pero no lo son todo, porque al final de la vida, el dinero y los estudios hasta ahí no más quedan”, expresó Aguilar.

Noticias relacionadas:

Comentarios