Presentan investigación sobre acueductos de Comayagua Colonial

La presentación se realizó a través de la página de Facebook de la Facultad de Ciencias Sociales.

Según una investigación multidisciplinaria sobre los acueductos de la Comayagua Colonial, “este estaba elaborado con tecnología muy avanzada para su época, y los españoles realmente sabían lo que estaban haciendo, prueba de ello es que el sistema aún se sigue utilizando”, indicó el Dennis Portillo, investigador del Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH), durante la presentación de dicho estudio en el programa Rutas Históricas de Honduras.

Rutas Históricas de Honduras es un espacio de la Carrera de Historia, de la Facultad de Ciencias Sociales, de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH); en la cual se presentan temáticas históricas y culturales.

El estudio, que se encuentra publicado en la revista del IHAH, arrojó la existencia de fuentes, aljibes, pilas y drenajes como parte del sistema de acueductos.

La historia del acueducto data de cuando los españoles en 1,774 en el siglo XVIII, instalaron el sistema; debido a las grandes dificultades de agua que había en la región.

“En la actualidad, el sistema está casi desaparecido, sin embargo, a través de investigaciones se ha descubierto su forma. Podemos ver la microcuenca Majada-Matasano-Borbollón, que se encuentra ubicada en su totalidad dentro del área del Parque Nacional Montaña de Comayagua (Panacoma), la cual se sigue utilizando, solo que con otras tuberías”.

La microcuenca está constituida como una de las zonas de mayor importancia en la producción de agua debido a que es la principal fuente de abastecimiento de la ciudad de Comayagua y comunidades del área rural.

El artículo científico afirma que hay poca evidencia tangible de la arquitectura e ingeniería hidráulica realizada por los españoles, esto debido al crecimiento poblacional y transformación del paisaje urbano y rural a través de las nuevas obras de infraestructura.

Indica además que los cambios ocurridos en materia hidráulica, a partir de la llegada de los españoles a Mesoamérica, fueron mucho más allá de un mero “cambio técnico”, en el que se sustituyeron unos artefactos y materiales por otros, y se introdujeron máquinas por completo desconocidas como las norias, molinos o animales de trabajo.

En su aspecto geográfico, la Real Villa de Santa María de la Nueva Valladolid de Comayagua se fundó en 1,537 en un valle que se encuentra equidistante a los dos océanos. Este valle está flanqueado en su lado occidental por la Sierra de Montesillos, que se orienta de norte a sur, desde los departamentos de Cortés y Santa Bárbara.

Imagen1 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios