Presentan ponencia sobre los recintos religiosos coloniales en Tegucigalpa

El evento fue impartido en el marco de las celebraciones del Bicentenario.

En el marco de las actividades en conmemoración del Bicentenario de independencia patria, la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), con el apoyo del Instituto Hondureño de Antropología e Historia, desarrollaron la conferencia denominada "Los recintos religiosos coloniales de Tegucigalpa, del convento a la universidad", impartida por el académico Nelson René Carrasco, historiador graduado de la Alma Máter.

Esta temática buscó abordar un aspecto de la historia colonial de Tegucigalpa, además de analizar los recintos religiosos que se construyeron en la época colonial con el fin de continuar con el proceso de evangelización en Honduras, con especial atención en las órdenes religiosas que se establecieron en la zona.

“Agradezco el espacio para estar compartiendo y tratar un tema agradable con todos ustedes”, dijo en sus palabras de introducción a la temática, que fue transmitida a través de la página oficial de Presencia Universitaria en Facebook.

En su presentación abordó cómo distintas edificaciones en la capital hondureña se fueron adaptando a los nuevos procesos a través del tiempo y los nuevos usos que se les dieron, además en su etapa introductoria explicó, a manera de contexto y antecedentes, sobre la Reforma Protestante y la Contrarreforma en 1517 y entre 1543-1565, respectivamente.

Posterior a ello detalló sobre el proceso de evangelización en Honduras y las características que este presentó, “Es importante destacar que a Honduras los sacerdotes no querían venir, porque era una conquista difícil y por la resistencia de los pueblos indígenas, asimismo no había apogeo económico como en otras zonas, aunque siempre habían órdenes que vivían con pocos recursos que se hicieron cargo”, destaca el historiador.

“Podemos decir que en Honduras es una evangelización sectorizada, fundamentada en la presencia de dos órdenes religiosas, dos órdenes mendigantes, la Orden de los Franciscanos, los primeros en venir a Honduras, y los Mercedarios, quienes tienen el papel fundamental de evangelizar a la población”, continuó explicando el académico. Los franciscanos, según los registros, se radicaron desde 1574, tiempo en el que fundaron varios conventos en la zona norte, central y sur del país, todos ellos le apostaban a la educación religiosa y tuvieron un papel fundamental en la evangelización de los pueblos indígenas.

Estas órdenes eran apoyadas por la Corona Española para la conquista religiosa de los pueblos, el académico sostiene que esta fue incluso más exitosa que la conquista militar que se desarrolló en América.

Recintos en Tegucigalpa

En la capital hondureña se establecieron varios recintos como la Iglesia y Convento San Francisco, Iglesia y Convento La Merced, Iglesia Catedral San Miguel Arcángel, Iglesia Nuestra Señora de los Dolores, Iglesia o Ermita el Calvario y la Ermita Nuestra Señora de Suyapa.

Todas estas construcciones están hechas bajos ciertas similitudes, estilo barroco (volumen, contrafuertes, orientación este a oeste, uso de la madera en artesones, mudéjares, policromía), construidas de materiales como piedra, ladrillo, arena y cal,  las mismas fueron edificadas por los excedentes y riqueza de los minerales y tributos de los pueblos indígenas, cuentan con elementos de sincretismo cultural e influencia de las órdenes regulares.

Finalmente destacó edificaciones que con el tiempo fueron utilizadas también para fines de enseñanza como la Iglesia San Francisco y Convento San Diego (1590),  y que fueron los primeros antecedentes de formación educativa en el país.

“Es decir que con el tiempo y la pérdida de poder de la Iglesia, los vaivenes de la Reforma Liberal pasan de uso religioso a uso público, luego a militar y finalmente en académico”, acotó sobre el nacimiento de instituciones de educación superior como la Sociedad del Genio Emprendedor y del Buen Gusto en 1845, que luego recibió el nombre de Academia Literaria de Tegucigalpa en 1846 y al siguiente año organizada bajo el estatuto redactado por el padre José Trinidad Reyes fue inaugurada en la categoría de Universidad en 1847.

“En este espacio es donde nace la universidad que hoy conocemos”, finalizó diciendo sobre la génesis de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Si desea ver la ponencia íntegra, puede ingresar al enlace a continuacion: https://fb.watch/7TA_pvN1Ik/

Noticias relacionadas:

Comentarios