Presentan registro de serpiente Tantilla vermiformis en el departamento de El Paraíso

Foto por EspacioHonduras.net

Un nuevo estudio desarrollado por Cristopher Alberto Antúnez, licenciado en Biología por la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), presentó un registro continental de la serpiente Tantilla vermiformis Hallowell, 1861 para Honduras, específicamente en el departamento de El Paraíso, municipio de Yuscarán, a 1.1 kilómetros al noreste de la comunidad de El Rodeo en el río La Aurora.

Esta es una especie confinada en mayor parte a los bosques secos y áridos de tierras bajas y considerada como prioritaria en la lista de conservación de especies endémicas de América Central. La identificación de esta serpiente en El Rodeo, Yuscarán llena un vacío en la distribución y registros anteriormente conocidos, en el centro de El Salvador y el occidente de Nicaragua, separado por 250 kilómetros este-sureste del registro más cercano en Lago Ilopango, El Salvador, y por 130 kilómetros al noroeste del municipio de Chinandega, Nicaragua. Los datos de elevación de este espécimen elevan el rango de ocurrencia en Honduras de 20 metros a 450 metros sobre el nivel del mar.  

Asimismo, la presencia de T. vermiformis en tierras bajas áridas de bosque, como El Rodeo, aumenta la necesidad e importancia que existe de proteger este parche de bosque. También es necesaria la protección del bosque ribereño, ya que puede servir como un hábitat de refugio; la población local puede jugar un rol importante en su preservación considerando que se beneficia del mantenimiento del agua del río.

Es de señalar que este registro representa el segundo en el país, después del primero en la Isla Exposición en el Golfo de Fonseca, e incluye una extensión noreste de 120 kilómetros. Como otros investigadores del estudio “Primer registro continental de Tantilla Vermiformis Hallowell, 1861 (Squamata, colubridae) para Honduras”, se encuentran Josué Ramos-Galdámez, Omar Eduardo Jiménez Córdova y Larry David Wilson. La investigación fue publicada en la prestigiosa revista Check List.

Metodología

En lo que concierne al proceso metodológico, el registro se realizó en una excursión a la comunidad de El Rodeo en marzo de 2016, una de las regiones más secas de Honduras. Esta región captura entre 800 a 1,000 mm de lluvia por año y está caracterizada por una estación seca severa prolongada desde diciembre a mayo. La temperatura media anual es de 22° C, con un rango de 32 a 34° C durante el día.

Se encontró al espécimen de T. vermiformis en un área de arbustos de tres a cuatro metros a las orillas del río La Aurora, afluente del río Choluteca, durante una caminata informal la primera noche a las 21:34 h sobre arena a una temperatura de 24 ° C. Se fijó el espécimen en formalina al 10% y luego se sumergió en una solución de 50% de alcohol, según las técnicas de Pisani. Se depositó el individuo en la colección herpetológica del Museo de Historia Natural Biodiversidad y Ciencia de la UNAH en el Valle de Sula. El permiso para recolectar la serpiente fue otorgado por la Fundación Yuscarán (INVFY-003/2020).

Las medidas corporales se tomaron con un calibre Vernier y se abreviaron las características de la siguiente forma: longitud total (TOL), longitud hocico-respiradero (SVL), longitud de la cola (TAL), relación longitud de la cola / longitud total (TAL / TOL), largo de la cabeza (HL), ancho de la cabeza (HW) y ancho de los ojos (EW). Se siguieron las recomendaciones de Savage para el conteo de la escala de la cabeza y de Dowling para las siguientes escalas: ventrales (V), subcaudales (SC), temporales (TE), supralabiales (SL) e infralabiales (IL).

Contexto

Tantilla vermiformis Hallowell, 1861 pertenece al grupo de T. calamarina y está distribuida desde la cuenca del Atlántico al Valle de Motagua al sureste de Guatemala, y la cuenca del Pacífico en el centro oeste de El Salvador, a través del sur de Honduras y del oeste de Nicaragua hasta el noroeste de Costa Rica, de 20 a 590 metros sobre el nivel del mar. Anteriormente, el investigador McCranie había mencionado la posible ocurrencia de T. vermiformis en Honduras, lo que posteriormente se confirmó según un registro en la Isla Exposición.

Conozca a Christopher Antúnez

Como profesional, ha realizado diferentes consultorías del área biológica y ambiental en diversas regiones de Honduras. Trabajó como asistente técnico en la UNAH-VS, y en la actualidad, en el componente de Biodiversidad del Mesoamerican Development Institute (MDI). Está afiliado como investigador asociado en Herpetología en la Escuela Agrícola Panamericana Zamorano (EAP-Zamorano). También forma parte de la Asociación para la Sostenibilidad e Investigación Científica de Honduras (ASICH).

Sus áreas de enfoque son la biodiversidad, distribución, taxonomía, historia natural, ecología y venenos de la herpetofauna hondureña y latinoamericana. Antúnez es autor/coautor en conjunto con colegas nacionales, centroamericanos y estadounidenses, de nueve artículos y notas científicas revisadas por pares principalmente sobre reptiles y anfibios, incluida la descripción de una especie del género Tantilla.

Junto con colegas estadounidenses, hondureños, colombianos y brasileños, se encuentra investigando sobre la herpetofauna de estos tres últimos países, en donde dos manuscritos están bajo revisión en revistas científicas y más de una decena en diferentes etapas del proceso de preparación para su publicación.

Noticias relacionadas:

Comentarios