Programa de inclusión de la UNED brinda estudios de nivel superior a privados de libertad

Fotografía con fines académicos e ilustrativos: Delmer Membreño.

Uno de los proyectos de mayor impacto que cuenta con más de 40 años de trayectoria en la región, dirigido a atender de manera integral aquellos grupos considerados vulnerables y que viene a fortalecer el tema de inclusión y equidad educativa de calidad, como de inserción social, es el Programa de Atención de Estudiantes Privados de Libertad (PAEPL), creado en el seno de la Dirección de Asuntos Estudiantiles, de la Universidad Nacional de Estatal a Distancia (UNED) de Costa Rica.

La iniciativa, que nació en 1979 con el objetivo de brindar acceso a estudios de nivel superior a la población privada de libertad, uno de sus principales logros fue en el año de 1985, con la firma de un primer convenio con el Ministerio de Justicia que permitió expandir este programa formativo a todos los Centros de Atención Institucional (CAI), mediante el Centro Universitario en La Reforma.

Lo anterior lo dio a conocer la actual coordinadora del proyecto, Noelia Vega Rodríguez, a través de la ponencia número 21 “La formación profesional de calidad y en equidad como derecho de las personas privadas de libertad”, conferencia que formó parte de las disertaciones de la mesa número 4 “Vida estudiantil, equidad e inclusión”, del IX Congreso Universitario Centroamericano del CSUCA. https://fb.watch/6cuVIfkR-1/

Durante media hora, la conferencista compartió con la comunidad universitaria centroamericana las últimas metas alcanzadas por este programa, que busca brindar a los privados de libertad los mismos derechos y oportunidades que las personas que estamos afuera de un reclusorio al acceso a la educación, con el fin que todos los servicios formativos se adapten a la realidad de un centro penal, brindándoles todo el apoyo posible desde su ingreso y permanencia, hasta lograr un egreso exitoso.

“El acceso a la educación a la formación profesional es un elemento esencial que inclina la balanza hacia el desarrollo social en condiciones de equidad y de igualdad, definitivamente sin educación, como herramienta de formación profesional difícilmente podremos hablar de equidad y de igualdad”, indicó la especialista.

Explicó que las personas que se encuentran en privación de libertad históricamente se han visto limitadas en el cumplimiento de sus derechos humanos universales, realidad que se puede apreciar de forma más clara si se permite una comparación con otros grupos sociales, sin embargo, resaltó que al ser parte de la responsabilidad social de la UNED, desde su misión y visión, trabajan para que esta brecha se reduzca, desde un enfoque integral prestando todos sus servicios a favor de los privados de libertad.

Logros del programa

“Tenemos 19 centros penales en Costa Rica cerrados, en cada uno de ellos tenemos población estudiantil privada de libertad con la UNED, donde trabajamos en la adaptación de los accesos, materiales y formas de evaluación para que sean fuentes de información real y que tengan acceso las personas que se matriculan en estos centros penales”, indicó la encargada de esta iniciativa.

Entre los ejes de trabajo de la UNED a favor de los privados de libertad se mencionaron: la articulación y coordinación con instancias externas; enlace y coordinación con la docencia, acción social e investigación; articulación y coordinación de los Servicios de Vida Estudiantil, como en la contextualización de los servicios de la UNED a las condiciones de los privados de libertad, mediación pedagógica, entre otros.

Mencionó que actualmente se está beneficiando a tres grandes grupos de privados de libertad:

  • 500 estudiantes por período, personas que descuentan sentencia en firme o de forma indicada en los Niveles de Atención Institucional y Unidad de Atención Integral (CAI Y UAI), es decir, de aquellos centros penitenciarios cerrados.
  • 150 estudiantes por período, privados de libertad que descuentan sentencias desde los diferentes programas o niveles de atención no institucionalizada (monitoreo electrónico, casa por cárcel, entre otras condiciones).
  • Estudiantes de preingreso, que son las personas privadas de libertad que tengan interés en ingresar a realizar estudios con la UNED.

Noticias relacionadas:

Comentarios