Prohibiciones y excepciones sobre el cierre de negocios y empresas ante la propagación del COVID-19 en Honduras

Fotografía de archivo.

En el marco de la emergencia nacional ante la amenaza de propagación de COVID-19 en Honduras, el Sistema Nacional de Gestión de Riesgo (Sinager), dio a conocer una serie de especificaciones sobre las prohibiciones y sus excepciones a las medidas de cierre de negocios y empresas.

Entre ellas destacan la prohibición de eventos de todo tipo y número de personas, además de la cancelación de todas las actividades deportivas, culturales, sociales y religiosas.

Se prohíbe también el funcionamiento del transporte público y se manda al cierre de todos lo negocios, incluyendo los centros comerciales.

Se tomó la decisión además de cerrar las fronteras aéreas, terrestres y marítimas en todo el territorio nacional.

Todas las empresas que continuarán operando deben obligatoriamente aplicar el protocolo de seguridad e higiene para centros de trabajo a nivel nacional en prevención del COVID-19, así como promover la distancia de al menos un metro entre las personas, así como implementar el teletrabajo tanto en el sector público como privado.

Todas las medidas antes mencionadas tienen una vigencia de 7 días a partir de ayer domingo 15 de marzo del 2020 a las 11:59 PM.

Penas

De acuerdo al Artículo 186 del Código Penal, será penado con reclusión de seis (6) meses a dos 2 años quien infrinja las medidas adoptadas por la autoridad sanitaria con el fin de impedir la introducción o propagación de una epidemia, o de una epizootia susceptible de afectar a los seres humanos.

La pena se aumentará en una cuarta parte cuando el autor fuera funcionario o empleado de sanidad, médico, farmacéutico u odontólogo o ejerciere una de las actividades auxiliares de estas profesiones.

Excepciones

Se exceptúa el cierre de fronteras, el ingreso de hondureños, residentes permanentes y temporales, así como cuerpo diplomático acreditado en el país, el cual entrará en cuarentena obligatoria de manera inmediata a su ingreso.

Se exceptúan también de esta medida a los empleados públicos, personal incorporado para atender esta emergencia, altos funcionarios, personal de salud, socorro, seguridad y defensa nacional, así como la Dirección de Protección al Consumidor, personal de aduanas, migración, puertos y aeropuertos u otro servicio público indispensable.

Funcionarán de manera normal, los hospitales, centros de atención médica, laboratorios médicos y veterinarias, así como industria farmacéutica, farmacias, droguerías y empresas dedicadas a la producción de desinfectantes y productos de higiene, asimismo las gasolineras.

También trabajarán de manera normal los mercados, supermercados, mercaditos, pulperías y abarroterías.

Los restaurantes podrán brindar su servicio únicamente a través de la modalidad de autoservicio, específicamente por ventanilla, además de cocinas de restaurantes que tengan servicio a domicilio y empresas que se dediquen a este rubro.

Se exceptúan también los hoteles para alojamiento y alimentación a la habitación de sus huéspedes, empresas de seguridad y transporte de valores; asimismo los bancos y las cooperativas.

Se suma a esta excepción el tren de aseo y la industria agroalimentaria, incluidos centros de distribución de alimentos y bebidas, en ese mismo sentido, la industria agropecuaria, labores agrícolas de recolección y empresas de agroquímicos.

Es el mismo caso de la industria dedicada a la producción de energía y las telecomunicaciones, empresas proveedoras de Internet y los medios de comunicación incluyendo radio, televisión, diarios y cableras.

Se exceptúa también de esta medida a la industria de carga aérea, marítima y terrestre de importación, exportación, suministros y puertos, así como el transporte humanitario y suministros de agua.

Noticias relacionadas:

Comentarios