PROPONEN CREACIÓN DE FOTOTECA NACIONAL DIGITAL

Estación de ferrocarril en La Ceiba a principios del siglo XX. Fotografía del archivo de la Biblioteca de Estados Unidos.

Un equipo interdisciplinario de profesionales presentó la propuesta “Fototeca digital: el uso interactivo de los archivos fotográficos de la UNAH para la investigación documental” en el desarrollo del VIII Congreso de Investigación Científica de la Dirección de Investigación Científica (DICU) de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Liderados por el filólogo Miguel Barahona, el diseñador gráfico Yamil Gonzáles, la historiadora Luz de Solzireé Baca, el fotógrafo Paúl Martínez y el abogado con especialidad en derechos de autor Juan Carlos Mejía, expusieron sobre las implicaciones de contar con una fototeca como recurso, espacio de aprendizaje y recopilación de historia gráfica.

La idea surgió en el año 2011, en la quinta edición del mismo congreso, como una iniciativa de Miguel Barahona. Desde entonces, nuevos participantes se han incorporado aportando su visión desde su área de conocimiento. Desde el 2012, el equipo contó con el apoyo de la DICU y la primera fase del proyecto se encuentra cerca de finalización. Paúl Martínez indicó que en ese paso se adquirieron originales fotográficos para realizar con ellos “una serie de investigaciones alrededor del tema de la fotografía documental”.

 

Luz de Solzirée Baca durante su presentación.

La historiadora Luz de Solzirée Baca destacó la importancia historiográfica del Archivo Fotográfico Casasola en México, que contiene registros desde 1900 hasta 1970.

 

Fototeca en formato digital
Gonzáles explicó que el formato digital es el más indicado para facilitar la navegación y detección de los recursos gráficos necesarios para una investigación o para efectos de estudio. Destacó que si se cuenta con el apoyo de especialistas en informática y programación, los riesgos de piratería disminuyen.

Desde la perspectiva de la historiografía, Luz de Solzireé Baca destacó que es necesario pasar de registrar la historia de la fotografía en Honduras a una historia contada con imágenes visuales; es decir, que los recursos audiovisuales cobren importancia como fuente de información y registro documental. Durante su participación, enfatizó sobre la necesidad de que durante la formación y en el quehacer del historiador este aspecto se fortalezca.

El esfuerzo contempla la recopilación de las distintas colecciones fotográficas que la UNAH posee y que pueden ser utilizadas como tema central de investigaciones académicas. Por esa razón, se ha denominado Fondo Documental de Fotografía “Juan Pablo Martell” al archivo de aproximadamente 12 mil originales fotográficos financiado por la DICU y custodiados por el Centro de Arte y Cultura.

Por su parte, Juan Carlos Mejía habló sobre las implicaciones legales de un proyecto como la fototeca y abordó principios como los de derechos de autor, derechos intelectuales y propiedad intelectual.

Noticias relacionadas:

Comentarios