Prueba de Aptitud Académica disminuyó el número de estudiantes "eternos": vicerrector Marco Tulio Medina

Ante la reciente moción presentada en el Congreso Nacional por el Diputado Rasel Tomé de eliminar las Prueba de Aptitud de Académica, que en su parecer excluyen a gran parte de la población y quitan la oportunidad a los jóvenes de estudiar lo que deseen obligándolos a inscribirse en universidades privadas, el Vicerrector de Relaciones Internacionales Marco Tulio Medina responde con argumentos válidos el porqué de la aplicación de la prueba.

“Una prueba de aptitud evalúa las capacidades de orden matemático, y en el tema de idioma y de análisis que permite orientar al joven hacia que carrera debe de seguir, esto desde la perspectiva de la neurociencia es fundamental” apunto Medina.

Así mismo, dijo que era una necesidad saber cuál es la orientación y las capacidades que la persona puede tener para cursar determinada carrera, y que a nivel regional las universidades más prestigiosas como la de Costa Rica tienen exámenes de aptitud y admisión.

Agrego: "consideramos que es crucial evaluar a nuestros alumnos para poder dar una retroalimentación al sistema de educación primaria y secundaria donde hay déficit, por que necesitamos en este mundo globalizado tener los mejores alumnos, pero para ello se requiere una reevaluación constante del proceso educativo que nos permita superarnos y enfrentar los grandes retos que tiene Honduras".

También resaltó que la autonomía universitaria está definida por la Constitución de la República en el artículo 160, donde se le otorga a la universidad la capacidad de organizar sin injerencias políticas de parte de personas que realmente no conocen el sistema educativo.

Para poder emitir una moción de este tipo desde el Congreso Nacional, se requiere un análisis de un experto en cualquier área del conocimiento, el área educativa es definitivamente un área en la cual no se puede dejar de recurrir a la experiencia de los pedagogos.

"Tal es el caso de Cuba que se encuentra dentro de un gobierno socialista, la Universidad de La Habana tiene un campo muy amplio de apertura, pero siempre plantea exámenes de aptitud, es decir que no se trata de quitar sino de mejorar el sistema de entrada de la universidad con cursos de nivelación, análisis científico para poder mejorar el sistema educativo a nivel primario y secundario, para de esa forma permitir el acceso y asegurar a grupos desprotegidos la entrada a la universidad, que deberían ser parte del debate más que restringir o no un examen de admisión", recalco Medina.

Según el vicerrector quien lleva 41 años de carrera dentro del sector educativo como docente de la universidad, se ha observado que antes de la Prueba de Aptitud Académica (PAA) había mucha inconsistencia y que con esto se ha eliminado un poco a los alumnos que eran eternos, que se tardaban 30 años en cursar una carrera, en donde había incluso algunos compañeros de los rectores de la universidad, y otros que entraban a carreras y al cabo de un año se desencantaban por que observaban de que no eran aptos para ella lo cual representaba para el Estado hondureño una perdida significativa de recursos.

En el ámbito psicológico este representaba a veces situaciones dolorosas que hacían que el estudiante se sintiera mal y abandonara incluso la universidad y esta Prueba de Aptitud es normal que se debe adaptar a las condiciones del país, por que permite evaluar si el estudiante es apto para entrar a una carrera o para otra lo cual no es excluyente sino orientador en donde se debe establecer la prueba de aptitud en todo el sector superior y debe saberse cual es el nivel de educación primaria y superior.

Al finalizar considero que "la aplicación de la Prueba de Aptitud Académica debe aplicarse en todo el sistema superior por que es beneficiosa para todos los fines y personas en el sistema educativo, y se reciba una retroalimentación y nivelación".

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios