Puente Mallol un icono para Tegucigalpa, cumple 200 años de existencia

Este puente es el más antiguo de la capital hondureña.

El puente Mallol es una de las obras arquitectónicas más importantes en la historia de la época colonial de Honduras. El hecho de que se trate de una obra que se aproxima a rondar los 200 años de existencia, invita a indagar más sobre su historia. Bajo esa premisa, el Centro de Arte y Cultura de la UNAH organizó como parte de sus actividades virtuales una emisión vía Facebook Live junto al historiador Pedro Quiel para abordar la historia y construcción de este coloso capitalino.

“El puente ha sido un continuo referente para Tegucigalpa a lo largo de su historia”, señala Quiel en sus palabras de introducción, sobre un puente que ha logrado mantenerse en pie dos siglos y que es un ícono declarado monumento nacional por el Instituto Hondureño de Antropología e Historia (IHAH). No obstante es importante señalar que el mismo puente que se construyó no es el mismo que podemos apreciar en la actualidad, esto debido a una crecida que se dio a inicios del siglo XX y que dañó gran parte de la estructura original del puente, además de otros arreglos que se le han hecho a lo largo del tiempo.

“Eso no implica que el puente pierda valor, sino que continúa conservando su valor como monumento nacional de la nación, y eso nos invita a estar pendiente a la conservación del mismo”, sostiene Quiel.

Su nombre Mallol proviene del último alcalde español de Tegucigalpa, Narciso Mallol, quien fungió en su cargo de 1817 a 1821, año de su muerte y quien no pudo ver concluida la obra que buscaba unir a las ciudades hermanas, sin embargo un punto a destacar es que  la construcción empezó en 1816, un año antes de su llegada.

“Mallol fue quien más impulsó la obra y propició las bases para que se lograra la construcción”, dice Quiel, quien también amplió sobre las razones que llevaron a la construcción de la estructura, entre los cuales destacan el factor económico y de comunicación, la estructura es de piedra, de cien metros de extensión y 13 metros de ancho, este es el puente más antiguo de la capital. El experto también explicó durante su participación cómo se adquirieron los fondos para la construcción de la estructura.

Esta icónica estructura de la ciudad fue una obra del arquitecto guatemalteco Juan Bautista Jauregui, los trabajos de construcción fueron realizados por los pobladores, no obstante también hubo mano de obra de algunos reos como pago por sus condenas.

El puente Mallol a lo largo de sus 200 años de mantenerse en pie ha soportado los embates de los fenómenos climatológicos que pusieron a prueba sus cimientos, durante el Huracán Mitch en 1998, el agua llegó a cubrir hasta sus barandales, y aun así resistió.

Actualmente este importante puente se encuentra descuidado y en manos del comercio informal, pero sin duda alguna vez fue la conexión más importante para unir a estas dos principales ciudades hondureñas.

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios