¿Qué hay del dengue?

La amenaza global del COVID-19 nos ha sumergido en un mar de incentidumbre y temor, pero… ¿y el dengue? Parece que se ha olvidado, que pasó a un segundo plano, pero realmente se tiene conocimiento de la cantidad de muertes que desde el 2014 se registran por esta enfermedad en el país?

¿QUÉ ES EL DENGUE?

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Honduras - agencia de salud pública internacional que trabaja cada día con los países de la región para mejorar y proteger la salud de su población-, es una infección vírica transmitida por la picadura de las hembras infectadas de mosquitos del género Aedes. Existen cuatro serotipos de virus del dengue (DEN 1, DEN 2, DEN 3 y DEN 4) en el país, el serotipo de mayor circulación en los últimos cinco años es el serotipo 2, y recientemente desde el 2018 a la actualidad se ha detectado circulación del serotipo 1.

Es preciso mencionar que la nueva clasificación que esta enfermedad recibe es dengue con signos de alarma y dengue sin signos de alarma.

Para mediados del año pasado, el Sistema Nacional de Gestión del Riesgo (Sinager) declaró emergencia nacional ante esta epidemia debido al incremento de casos a nivel nacional. No obstante, el dengue es una enfermedad curable si se atiende oportunamente.

Entre la sintomatología que presenta esta infección están la fiebre, náuseas o vómitos, sarpullido (puntitos rojos), dolor de cabeza y/o del cuerpo, es preciso destacar que, si además de los síntomas arriba mencionados la persona presenta fuerte dolor de estómago, vómito frecuente, sangrado de encías u otras partes del cuerpo, cansancio y falta de apetito, es necesario con urgencia que esta persona reciba atención médica de inmediato o podría morir, y más importante aún: no automedicarse.

CIFRAS

Según la OPS, en Honduras hubo 112,708 casos de dengue en el año 2019, actualmente hay alrededor de 7,991 casos sospechosos por dengue, 746 de estos han tenido signos clínicos de alarma, por lo que se consideran casos de dengue grave o hemorrágico como comúnmente se le conoce.

Hasta la fecha se reportan nueve muertes en lo que va del año 2020. El coordinador de arbovirosis de la Secretaría de Salud; Gustavo Urbina, apunta que, de la totalidad de estos decesos, el 77 por ciento son menores de 15 años; de estos nueve casos, cuatro tenían entre cinco y nueve años. Sin embargo, el riesgo de esta afección es para todas las edades.

PREVENCIÓN

Lamentablemente, esta epidemia ha cobrado la vida de más de 200 personas en los últimos años, por lo que seguir las medidas para la prevención y eliminación de los criaderos del zancudo transmisor del dengue es vital, en consecuencia, debemos aprovechar el tiempo en casa y hacer lo siguiente:

  • - Lavar y cepillar las pilas, barriles y otros depósitos almacenadores de agua.
  • - Eliminar objetos inservibles que acumulen agua.
  • - Mantener limpios los canales de agua lluvia.
  • - Tapar los barriles, tanques y recipientes donde se almacena agua.
  • - Eliminar la basura que acumule agua de patios, jardines y solares baldíos.
  • - Cambiar el agua de los floreros cada tres días.
  • - Botar la basura para evitar los criaderos de zancudos.

Es importante recordar que el uso del repelente es fundamental, pues evitará el acercamiento de estos mosquitos. ¡Haz tu parte!

Noticias relacionadas:

Comentarios