¿Qué medidas deberá tomar la próxima administración en materia económica?

La situación en materia económica para Honduras y el mundo ha sido compleja en los últimos dos años.

Para los expertos, es claro que la próxima administración liderada por Xiomara Castro tendrá serios desafíos en materia económica a partir de 27 de enero de 2022, y desde la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), a través de su último Boletín Oficial en materia económica, se ha realizado una radiografía de la situación actual del país en ese apartado y ha brindado a través del mismo una serie de recomendaciones.

El 2021 se recordará por su importancia histórica de representar dos siglos de independencia, cuatro décadas de procesos continuos de democracia y porque a través de las urnas se rompió con el tradicional bipartidismo, dando espacio para gobernar a un nuevo partido político, además, por primera vez, Honduras será gobernada por una mujer, situación que llena de anhelos y esperanza a la mayor parte de la población.

La situación es compleja debido a los embates de la pandemia del COVID-19 y los daños que dejaron los fenómenos climatológicos Eta e Iota; las cifras emitidas por el Banco Central de Honduras (BCH) reflejan que con la última revisión del programa monetario se estima que la tasa de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) oscilará entre un 8.0% y 9.0% para este año, lo que denota que la economía ha entrado en una relativa recuperación, misma que podría alcanzar, en los próximos dos años, la cuantía que presentaba antes de la crisis sanitaria, aunque esta afirmación los expertos no la ven clara, pues Honduras nunca ha alcanzado esos niveles de crecimiento económico tan altos, y peor aún en un contexto tan difícil como la actual crisis sanitaria y los daños climatológicos.

“Sin embargo, al analizar el comportamiento de los diferentes sectores económicos, se puede observar que los que más contribuirán a ese dinamismo son la industria manufacturera por el rubro de la maquila, la intermediación financiera, el comercio y las telecomunicaciones, sin dejar de considerar que el sector agropecuario presenta rezagos en cuanto a su plena recuperación, al igual que las actividades de hoteles y restaurantes, construcción y transporte y almacenamiento”, reza el documento.

Estos sectores que favorecerán la recuperación tienen impacto significativo en el empleo y la generación de ingresos, no obstante no significa que estos aportarán a la creación de nuevos empleos y tendrá apenas un escaso efecto en la reducción de la pobreza y en la disminución del desempleo, variables que seguirán presentando cifras altas y similares al período precedente.

Deuda y desempleo

Otro motivo de preocupación que se plantea desde la UNAH es el excesivo endeudamiento del país, la deuda pública ha presentado un comportamiento creciente a lo largo de los últimos diez años, destacándose un incremento sustancial en la proporción de deuda interna y externa, bajo esta situación se resalta el hecho que desde abril de 2020 hasta septiembre 2021, el país se ha endeudado en 2,040.7 millones de dólares, cifras alarmantes que ponen en serios aprietos las arcas estatales. Además el aumento del desempleo en el país parece no menguar y ese es un apartado en que la nueva administración deberá lidiar en aras de crear políticas que permitan la creación de masivo empleo en el país.

“Existió una disminución de la fuerza laboral de aproximadamente un 2.8% con relación a 2019, lo que provocó que la desocupación aumentará a una tasa del 10.9% en 2020”, subraya el informe, asimismo, no hay que obviar que el desempleo no es el único problema del mercado laboral, ya que tanto la cantidad de subempleados como desalentados presentaron aumentos significativos, erosionando aún más las condiciones del empleo. Las estimaciones muestran que el 70.1% de los ocupados se encuentran en subempleo, siendo el más grave el subempleo invisible y en el caso de los desalentados, estos se incrementaron en más de un 400%, al pasar de 124,977 personas en 2019 a 708,608 en 2020.

Recomendaciones

El documento desgrana una serie de recomendaciones que van desde una revisión del Presupuesto General de Ingresos y Egresos de la República de acuerdo con proyecciones realistas de ingresos, la promoción de políticas públicas orientadas a fomentar la inversión productiva, diversificándola hacia aquellos sectores con potencial para generar empleo masivo, tales como: agricultura, ganadería, sector forestal y turismo rural.

También sugiere que los ingresos fiscales se pueden fortalecer a través de medidas como el combate frontal a la corrupción, evasión fiscal, contrabando y defraudación aduanera, así como las negociaciones de nueva deuda deben orientarse de acuerdo con las prioridades del país, a fin de cubrir la brecha entre ingresos y gastos.

Finalmente apunta que es necesario promover el emprendimiento individual para apoyar el talento de las personas de la economía informal, pero además, incentivar la organización colectiva por medio de empresas de economía social.

Si desea ver el documento completo, favor ingresar al siguiente enlace: https://dircom.unah.edu.hn/dmsdocument/11907-boletin-unah-023-diciembre-2021

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios