¿QUÉ OPINAN LOS UNIVERSITARIOS SOBRE LAS «PÍLDORAS DEL DÍA DESPUÉS»?

Las Pastillas Anticonceptivas de Emergencia fueron legales hasta el 2009, año en que se prohibió su uso y comercialización

En este portal de Presencia Universitario hemos colocado una encuesta donde puedes dejar tu opinión al respecto.

Luego que el diputado nacionalista, Antonio Leiva Bulnes, presentara una propuesta ante el Congreso Nacional para legalizar el uso y la comercialización de las Pastillas Anticonceptivas de Emergencia (PAE) en Honduras, conocidas como la «píldora del día después», diversas opiniones resurgen respecto al tema, por lo que Presencia Universitaria entrevistó a diez estudiantes quienes manifestaron su opinión sobre el tema.

Criterios religiosos, morales, sociales y educativos fueron los argumentos utilizados por los jóvenes para justificar sus opiniones a favor y en contra de las PAE, píldoras que fueron legales hasta el año 2009 y que en la actualidad es prohibida su venta y consumo.

Asimismo es importante destacar que entre los entrevistados, los hombres hablaron con mayor soltura del tema y fueron quienes manifestaron más aceptación a la legalización de las pastillas.

De los universitarios que opinaron, siete se manifestaron a favor de la legitimación de las PAE, mientras que tres personas, entre ellas dos mujeres, se mostraron en desacuerdo respecto al uso y comercialización de las referidas pastillas.

Opiniones

De acuerdo con el estudiante de Arquitectura, Humberto Lagos, el uso de la píldora va en contra de las leyes católicas y cristianas porque su consumo indica que las personas sostienen relaciones sexuales fuera del matrimonio o sin protección previa.

Sin embargo José Carlos Cañada, estudiante de la carrera de Ingeniería Eléctrica, opinó que «si su uso tiene que ver con la religión, entonces cada quien que elija si usarlas o no, no se debe prohibir para las personas que si las quieren usar».

Los estudiantes de Educación Física y Odontología, Elí Chávez y Erick Martínez, opinaron que la legalización de las PAE reduciría el número de embarazos en el país, por lo que se mostraron a favor de la propuesta hecha por el diputado nacionalista.

Por su parte, Eunice Mccarthy, estudiante de la carrera de Administración de Empresas, consideró que «si la pastilla se usa como recomendación médica para una pareja que está casada me parece bien, pero para jovencitas irresponsables no está bien que las usen, entonces si me tocará votar, votaría en contra de la legalización».

Alejandra Flores, estudiante de Ingeniería Civil, aseguró que la legalización de las PAE beneficiaría a las personas que han sido víctimas de violaciones, mientras que la estudiante de Microbiología, Belkis Rivera, consideró que «prácticamente estarían cometiendo el aborto y yo estoy en contra del aborto, por eso me inclinó más en contra que a favor de la legalización de las PAE».

Asimismo hubo quienes opinaron que más allá del uso de las píldoras, es necesario fortalecer la educación sexual en Honduras y respetar las decisiones de cada persona en cuánto a su vida íntima.

Mejorar la educación sexual

«Yo estaría de acuerdo con la legalización de las pastillas, pero más que legalizarlas yo abogaría por una mejor educación sexual en el país para evitar que tengan que utilizarlas y así no se vea afectada siempre la mujer por el uso continuo de las pastillas», manifestó Valentina Silva, estudiante de la carrera de Lenguas Extranjeras.

María José Pérez, estudiante de Arquitectura también se mostró a favor de la legalización de las PAE, argumentando que «eso es una cuestión de decisión y todos deben tener derecho a decidir las cosas de su vida y respetarlas, cada quien es dueño de su propia salud».

Por último, Wilder Hernández, estudiante de la carrera de Matemáticas, sostuvo que la despenalización de las píldoras «tiene sus puntos buenos y malos, pero si me tocará votar en el Congreso votaría porque se legalicen con moderación y que no sea como la primera vez que se legalizó que hasta niñas de 12 años las iban a comprar y lo digo porque yo vivía cerca de una farmacia y veía como las niñas agarraban como hobby conseguir las pastillas».

Noticias relacionadas:

Comentarios