QUEREMOS CREAR CAPACIDADES, FORTALECER EL SISTEMA PROPIO DEL PAÍS: MSF HONDURAS

Foto: Edu Ponces/Ruido Photo para MSF.

El trabajo de Médicos sin Fronteras (MSF) en Honduras se ha desarrollado en diferentes actividades. La organización ingresó después de los daños causados por el huracán Fifí en 1974 y desde entonces han apoyado en materia de salud.

Desde 2013, cuando implementaron el servicio prioritario para víctimas y sobrevivientes de violencia en el Hospital Escuela Universitario (HEU) y los centros de salud Alonso Suazo y Las Crucitas, su trabajo por mejorar la atención de emergencia ha sido en el nivel asistencial y de incidencia en el nivel político.

“La idea es crear capacidades, fortalecer el sistema propio del país. Acá hay mucha gente que tiene mucho conocimiento, que tiene las ganas de trabajar y muchas veces no tiene los insumos o todas las herramientas para poder hacerlo y esto es lo que nosotros buscamos cambiar”, explica Henry Rodríguez, jefe de Misión de MSF para México y Centroamérica.

Esa función, Rodríguez la detalla como una con la que no se duplican ni sustituyen las actividades que deben existir en los servicios de salud, sino que apoyan sus inicios o consolidación. “A veces los ministerios tienen pistas de lo que pasa, pero no tienen cifras, entonces nosotros recolectamos datos y brindamos asistencia”, afirma.

Violencia sexual en números

Para 2016, los datos de MSF muestran que hasta agosto se habían atendido 384 sobrevivientes de violencia sexual, de las que 230 son menores de 18 años. De las 384 personas sobrevivientes, 21 refirieron un embarazo producto de la agresión sexual: 16 adolescentes y cinco mujeres adultas.

“Creamos una conciencia… o tratamos de crear una. Hay que hacer algo. No hay anticoncepción de emergencia para una niña o para una mujer que ha sido violada y que no quiere que haya un embarazo. No hay una alternativa porque está prohibida. Todo eso lo documentamos”, puntualiza Rodríguez.

De ahí que su experiencia brindando asistencia es útil para incidir. “Con estos reportes nosotros hablamos al que toma decisiones: ‘No nos lo soñamos. Pasó. Pasa en su hospital, en su centro de salud’. Normalmente esas acciones justifican algunas políticas públicas porque no se habla del contexto abstracto de la violencia o de la violencia contra las mujeres, sino que los datos son la clave”, amplía el jefe de misión.

MSF y HEU

Las conversaciones con las autoridades del HEU permitieron que el servicio prioritario fuera implementado en el área de emergencias. Rodríguez y las psicólogas del programa, Sharon Rodríguez y Brenda Villacorta, reconocen que la institución tiene muchos frentes y retos que superar.

“Siempre hemos sido muy bien recibidos, hemos tenido una muy buena aceptación y coordinación con las autoridades. El problema siempre será pasar la propuesta y tener el presupuesto. No podemos olvidarnos que hay una falta de recursos importante”, explica Henry Rodríguez.

20161212 HEU MSF Henry Rodriguez Lesly Inestroza

Lesly Inestroza, gerente financiero del HEU, y Henry Rodríguez, jefe de Misión de MSF. (Foto: MSF).

Asistencia

En la parte asistencial, las psicólogas afirman que la introducción del servicio prioritario consistió en integrar la profilaxis médica y la asistencia psicológica a la atención que ya se brindaba a sobrevivientes de violencia sexual en las emergencias.

Sharon Rodríguez recuerda que al llegar “encontramos que inmediatamente el paciente (menor de edad) entraba a pediatría, se activaba su circuito y lo reportaban a trabajo social y asesoría legal. Cuando nosotros entramos, incluimos en ese circuito el antirretroviral e hicimos conciencia que era necesario que esa persona recibiera asistencia psicológica”.

En julio de 2013, el trabajo colaborativo de MSF en el principal centro asistencial del país derivó en la creación de la Unidad de Intervención en Crisis (UIC). Esta se encuentra dentro de la estructura del hospital, lo que implica que su permanencia no depende de la organización internacional.

“Toda la realidad social que llevó a esto no nació ayer, viene de años atrás y seguramente faltarán muchos años o décadas para que se salga de esto. No pretendemos quedarnos un siglo trabajando, pero sí mostrar una realidad”, puntualiza Henry Rodríguez.

Noticias relacionadas:

Comentarios