QUÍMICA Y FARMACIA IMPULSA PROYECTO A FAVOR DE MUJERES DE CHOLUTECA

Mujeres emprendedoras de la zona sur fueron capacitadas por la facultad de Química y Farmacia para elaborar jabón de olor.

Más de una decena de mujeres de la comunidad la Caluya, el Triunfo, Choluteca, cuentan con una nueva opción para enfrentar de la pobreza, gracias a los aportes y trabajos de investigación científica realizados por la facultad de Química y Farmacia de la UNAH.

La organización no gubernamental, Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo (SNV), empresa productora de biodisel, sub producto obtenido del árbol de piñón que crece en esta zona, solicitó el apoyo de la Máxima Casa de Estudios para la elaboración y promoción de un jabón, fabricado con esta materia prima.

Karla Soad Paguada, catedrática de Farmacotecnía II explicó a PRESENCIA UNIVERSITARIA, que el proyecto se ejecutó durante tres meses y medio, que es un tiempo récord, con la participación de las estudiantes de último año Karen Orellana y Carmen Suarez, para beneficiar a un grupo de mujeres emprendedoras conocidas bajo el nombre “Nueva Alianza”.

“SNV solicitó la colaboración de la UNAH, nos brindaron todos los insumos necesarios para realizar la investigación y el desarrollo de una formula química para la elaboración de otros productos a base del aceite que ellos usan e iniciamos con la elaboración de un jabón de olor”, informó Paguada.

El propósito del proyecto es contribuir a que las personas sean autosostenibles y desarrollar pequeñas comunidades, que hasta el momento no tienen ninguna fuente económica, al utilizar  los procesos de Vinculación UNAH-Sociedad y la colaboración de la decana de dicha facultad, Victoria Zelaya.

 “Queremos posesionar a la facultad de Química y Farmacia a realizar trabajos de investigación, así como proyectos de extensión para que la comunidad a través de los resultados de nuestras investigaciones puedan beneficiarse económicamente”, indicó Ana Carolina Arevalo, jefe de la Unidad de Gestión de Investigación de la facultad de Química y Farmacia.

Por su parte,  Karen Orellana, estudiante que participó en este proyecto expresó que este proceso de producción lo hicieron bajo la modalidad de prueba y error, determinaron las características que querían que tuviera el jabón de acuerdo a los elementos incorporandos como la fragancia y esencias.

El proceso de producción se completó en un plazo de  tres días para la salificación de los componentes, el desmoldaje y finalmente un periodo de curado, que tarda entre tres a cuatro semanas, para luego ejecutar su comercialización por parte de las mujeres de la zona sur.

“Me siento muy realizada, porque estamos ayudando a la sociedad, cuando fuimos a capacitar a este grupo de mujeres pudimos ver las condiciones de escasos recursos en que viven, sin embargo, son mujeres muy luchadoras, ávidas de aprender los diferentes procesos. Ellas crearon lotes completos de este producto por si solas, elaboraron más de 300 jabones, lo cual les permitirá sostenerse de su comercialización”, comentó Orellana.

 “Estoy contenta de participar en algo muy diferente al momento de realizar mi práctica profesional, motivo a mis compañeros dedicarse a la investigación, ya que por lo general nos limitamos a nosotros mismo y considero que si podemos realizar proyectos de esta magnitud que beneficie a la universidad y a la vez al pueblo hondureño", dijo Carmen Suarez, estudiante de último año. 

Paguada, catedrática de Farmacotecnía II, expresó, que esperan generar otros tipos de productos con este aceite de piñón, que podría ser  jabón para labar ropa y jabón para lavar platos, lo que vendrá ayudar la economía, la higiene y la salud de estas comunidades".

Noticias relacionadas:

Comentarios