Química y Farmacia trabaja en su rediseño curricular

En la construcción del rediseño participan autoridades de la facultad, personal docente y administrativo, representantes estudiantiles y personal de la Dirección de Docencia.

Con el objetivo de redefinir el perfil de la carrera, establecer los ámbitos de trabajo de los químicos farmacéuticos y hablar del perfil profesional, autoridades de la Carrera de Química y Farmacia desarrollan el rediseño curricular.

“La finalidad del rediseño es ofrecer a la sociedad un químico farmacéutico que contribuya a mejorar la salud, a lograr un mejor nivel de salud en la población y que pueda participar en el equipo multidisciplinario de salud que tiene Honduras”, informó la coordinadora de Desarrollo Curricular de la Carrera, Berny Tovar.

El rediseño incluye los tres documentos establecidos en las Normas Académicas que son: diagnostico, malla curricular o plan de estudio, y plan de factibilidad, además se abordaron los objetivos y las competencias de la carrera.

La decana de la Facultad, Doris Chinchilla, detalló: “Estamos haciendo una revisión a las competencias genéricas transversales y a las competencias específicas, las transversales las vamos a pasar ya sea a las genéricas o a las específicas para dejar solamente dos”.

Las competencias específicas corresponden a la carrera en sí, y son cuatro; el ámbito de las competencias en los servicios farmacéuticos, tecnología y control de medicamentos, ámbito de investigación y de desarrollo e innovación de productos.

También se incluyen las competencias de la iniciativa Marco de Cualificaciones para la Educación Superior de Centroamérica (MCESCA), que son las competencias específicas para Centroamérica. 

Asimismo, se abordó una propuesta de malla curricular, donde se propondrá que la formación sea más completa, en base a semestres donde se les permita a los estudiantes interiorizar los conocimientos.

Esta propuesta ya se había realizado en el 2017 con trimestres, pero las autoridades de la carrera junto con los estudiantes llegaron a la conclusión de que los trimestres no están contribuyendo a la formación de un mejor profesional, sino más bien al contrario.

En la construcción del rediseño participa personal docente, administrativo, autoridades de la Facultad, representantes estudiantiles y personal de la Dirección de Docencia.

Noticias relacionadas:

Comentarios