Realizan conversatorio sobre pensamiento crítico en la UNAH

A iniciativa de un grupo de estudiantes de la Carrera de Filosofía se desarrolló, en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), el conversatorio denominado Filosofía en la Universidad, pensamiento crítico y sociedad.

El referido evento académico tuvo por objetivo promover y divulgar entre los presentes un pensamiento crítico sobre temas de actualidad, a fin de fomentar en ellos una actitud filosófica.

“Ellos están interesados en promover el pensamiento crítico, que es propio de la filosofía, aunque no se encuentra solamente en ella, sino también en el arte, en la música, en el teatro, en los mismos movimientos sociales, y que desde la antigüedad irrumpe en lo cotidiano”, indicó Néstor Moreno, docente y expositor.

Discusión

Dado que no puede haber pensamiento crítico sin diálogo, los expositores discutieron temas como la complejidad en Morin, como perspectiva diferente de ver la realidad, especialmente en el campo de la ciencia.

“Morin mira el tema de la complejidad desde dos perspectivas: la de la complejidad restringida, que es cuando se llega a ciertos fenómenos que ya no se pueden explicar, y la complejidad general, en la cual se plantea la pregunta de qué fenómenos no son complejos. Desde esa perspectiva de la complejidad es que se debe crear investigación, ciencia y filosofía”, expresó Moreno.

Al respecto, el jefe del Departamento de Filosofía, Mario Coto, fue del parecer que si no hay diálogo disciplinar, si no hay diálogo académico entre los pares, no se puede suscitar academia, puesto que la academia no solo es acumulación de conocimiento, sino compartir las experiencias a través de investigaciones que se realizan desde los distintos ámbitos disciplinares, para poder propiciar una reflexión.

Este tipo de actividades, que dieron inicio el año anterior y se desarrollan cada período académico, de forma coordinada entre alumnos y docentes, a criterio de Coto constituye una forma de hacer academia para poder definir el rumbo de la Universidad.

“La Universidad no solo debe formar profesionales para el mundo laboral, sino ciudadanos para crear un proyecto de país. Necesitamos formar personas con una recta formación moral y ética, capaces de ser agentes de cambio en las distintas estructuras sociales”, dijo.

“A través del conocimiento y la aproximación a la filosofía podemos ir viendo cómo enfrentar la vida diaria, nuestro reto profesional y cómo abordar de forma crítica y reflexiva las diferentes situaciones que se nos van a ir presentando desde nuestra disciplina”, acotó la decana de la Facultad de Humanidades y Artes, Rosamalia Ordóñez.

Noticias relacionadas:

Comentarios