Realizan estudio sobre el tratamiento oncológico y estado nutricional en pacientes con cáncer

La desnutrición se asocia con un aumento en la morbilidad y mortalidad, disminución en la calidad de vida, aumento en las complicaciones posoperatorias y menor tolerancia a los tratamientos oncológicos.

Alejandro Carías, docente e investigador de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), expuso sobre la investigación científica “Tratamiento oncológico y estado nutricional del cáncer de cabeza y cuello”, cuyo objetivo fue evaluar la influencia del tratamiento oncológico en la evolución del estado nutricional del paciente diagnosticado con Cáncer de Cabeza y Cuello (CCC).

Considerando que la desnutrición es un factor negativo en el manejo del paciente con cáncer, se aplicó un estudio descriptivo, longitudinal, prospectivo y correlacional utilizando una muestra de 36 pacientes mediante una técnica no probabilística a conveniencia.

Entre el séptimo y décimo día de ingreso, el paciente fue evaluado por oncología clínica para proponer el tratamiento oncológico a seguir (cirugía, radioterapia, quimioterapia o combinación de estas). La vía de alimentación (oral, sonda nasogástrica o gástrica, o la vía parenteral) se determinó según cada paciente.

En lo que concierne a los resultados se descubrió que no hubo una correlación significativa entre el Índice de Masa Muscular (IMC) y el tratamiento oncológico y entre el IMC y la vía de alimentación. Tampoco se reportó una correlación significativa ente la albúmina sérica (proteína fabricada por el hígado que ayuda en el transporte de los líquidos en los vasos sanguíneos y su reparto entre los tejidos y los vasos) y las complicaciones durante y después del tratamiento oncológico. Asimismo, la vía oral fue la manera de alimentación predominante, y en menor medida la sonda.

Según el estudio, los pacientes con cáncer de cabeza y cuello que reciben tratamiento oncológico están malnutridos incluso antes de comenzar el tratamiento, y continúan malnutridos por los efectos del tratamiento, por lo que es necesario controlar los efectos secundarios y corregir los problemas nutricionales en las primeras etapas del tratamiento.

“La tolerancia al tratamiento oncológico mejora con un buen estado nutricional. En cualquier tipo de cáncer, la recomendación nutricional más importante es comer, principalmente alimentos que promuevan la energía y tolerar mejor los efectos secundarios del tratamiento oncológico. En los pacientes con CCC, la alimentación puede llegar a estar alterada, debido a factores como la localización del tumor o los efectos secundarios del tratamiento oncológico recibido”, indicaron los investigadores.

Y es que la desnutrición se asocia con un aumento en la morbilidad y mortalidad, disminución en la calidad de vida, aumento en las complicaciones posoperatorias y menor tolerancia a los tratamientos oncológicos.

Es de señalar que además de Carías, en la investigación participó Michael González; el estudio está publicado en la prestigiosa revista Nutrición Clínica y Dietética Hospitalaria.

Metodología

Sobre la metodología, se incluyó a pacientes con diagnóstico de CCC que cumplieran con los criterios de inclusión y exclusión en la Sala de Otorrinolaringología del Hospital Escuela. Se consideraron pacientes de ambos sexos, mayores de 18 años, con CCC de cualquier tipo histológico y estadio, en cualquier estado nutricional y que no habían recibido tratamiento para el CCC o nutricional. Se tomó en cuenta que tuvieran la historia clínica completa, deseo de participar en la investigación y que firmaran el consentimiento informado.

Del estudio fueron excluidos los pacientes menores de edad, que no tenían confirmación de CCC, que fueron tratados en otros centros, que tenían la historia clínica incompleta, que no desearon participar y que no firmaron el consentimiento informado. Se utilizó un instrumento con variables demográficas, clínicas, antropométricas, de presencia de complicaciones y de vía de alimentación.

Para el análisis de datos se utilizó un programa estadístico SPSS versión 25. Se aplicaron variables cuantitativas, análisis descriptivo con media y desviación estándar, frecuencias, porcentajes y pruebas de Shapiro-Wilk para determinar la normalidad de los datos. El análisis estadístico inferencial se hizo con la técnica estadística de Chi Cuadrado o Fisher para la correlación de las variables. Es de destacar que el estudio tuvo una duración de 1 año.

Generalidades

Se expuso que la pérdida de peso es una variable para predecir la mortalidad de los pacientes con cáncer, y cuando están en una etapa avanzada desarrollan caquexia (estado de extrema desnutrición). Hasta el 80% de los pacientes con CCC tienen desnutrición debido al estilo de vida y los factores de riesgo social. En el 2013 en Honduras, se reportaron 499 defunciones por causa de tumores; 22 fueron por tumor maligno de tráquea, bronquios y pulmón; y 5 fueron por tumor maligno de boca y orofaringe.

“La malnutrición en los pacientes con CCC se ve exacerbada por el tratamiento, por lo cual es importante tener en cuenta el estado nutricional, antes de empezar el tratamiento. En el CCC las alteraciones metabólicas y la ubicación del tumor están relacionadas con la pérdida de peso; esto puede verse exacerbado por la toxicidad del tratamiento por la radioterapia o quimioterapia”, explicaron los investigadores.

Conozca a Alejandro Carías

Carías es médico general y cuenta con una maestría en Nuevas Tecnologías Aplicadas a la Educación. Tiene dos especialidades, una en Otorrinolaringología y otra en Medicina General Integral. A su currículum vitae se suman dos diplomados: en Investigación Científica y Formación Pedagógica en Educación Superior. Actualmente labora en los Posgrados de Enfermería y es coordinador del grupo de investigación en Otorrinolaringología.

Noticias relacionadas:

Comentarios