Reapertura, préstamos y donaciones, medidas para salvar la economía

Según datos oficiales, la recaudación fiscal cayó en un 46%.

Según datos del Banco Mundial (BM), Honduras ocupa el puesto 110 de las economías del mundo, posición que podrá variar pospandemia, ya que según el último informe de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), el Producto Interno Bruto del país este año caerá en un 6.1%.

Para el analista en temas económicos y vicerrector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julio Raudales, la caída del PIB podría rondar los 9 puntos, situación que sería histórica para el país.

Raudales, expresidente del Colegio Hondureño de Economistas (CHE), indica que esa caída provocaría que al menos medio millón de personas adicionales traspasen el umbral de la extrema pobreza “en este momento tenemos 3.5 millones de personas en pobreza extrema y 6.5 en pobreza total”, recordó.

Para el experto, es importante salvaguardar la vida de la gente, pero al mismo tiempo salvaguardar los medios de vida -empleos-, porque de no hacerlo, el costo humano y de gobernanza será incalculable.

El funcionario amplió que la Máxima Casa de Estudios está de acuerdo en una apertura gradual de la economía, no obstante, que la misma sea en orden y considerando como elemento prioritario el cuidado ciudadano, implementando mayor cantidad de triajes en todo el país.

“La población económicamente activa no puede estar en casa, tiene hambre, esa es la gran tragedia que está viviendo el país, situación que también la comparten los países latinoamericanos, ya que la región se ha convertido en el epicentro de la pandemia”, lamentó el economista.

Para no seguir aumentando la caída del PIB, la Mesa Multisectorial integrada por varios sectores, incluyendo a la Máxima Casa de Estudios, recomendó la apertura gradual de la economía este día a partir de hoy (27 de julio o hasta el 3 de agosto), lo que evitaría, según empresarios, la pérdida de 400 mil empleos.

Sin embargo, esta apertura debe ser con los estándares y medidas de bioseguridad dictadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), por lo que la Alma Máter se adelantó a este proceso y puso a disposición del sector empresarial protocolos, manuales y material informativo de bioseguridad para que la iniciativa privada lo ponga al servicio de sus empleados.

Préstamos

banco mundial 696x418 1

Otras de las medidas adoptadas por el Gobierno para paliar la crisis es recurrir a los préstamos con entidades multilaterales de crédito, el portal del Banco Mundial el 17 de abril, aseguró por medio de Seynabou Sakho, directora para América Central, que aprobó 20 millones de dólares para Honduras, esto con el fin de adquirir insumos y equipamiento hospitalario de cuidados intensivos y para capacitación de personal de salud.

Mientras tanto, siete días antes, el BM mediante un comunicado de prensa difundido en su portal, confirmó que  su Directorio Ejecutivo aprobó a Honduras unos 119 millones de dólares para hacerle frente a la COVID-19 y otras emergencias.

El monto del préstamo se registró en la partida de Crédito de Políticas de Desarrollo para la Gestión del Riesgo de Desastres, con una opción de desembolso diferido por catástrofes, cuyo “objetivo es fortalecer el marco financiero e institucional de Honduras para lograr una mejor gestión de riesgos por eventos naturales adversos o emergencias de salud”.

De la misma manera, el Fondo Monetario Internacional (FMI) el 8 de mayo acordó con Honduras ampliar hasta los 530 millones de dólares (222 más) sus acuerdos de Stand by y de facilidad de crédito para el país.

El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) es otra de las identidades de crédito a las que ha recurrido el Gobierno, según su presidente Dante Mossi, un promedio de 60 millones de dólares ha desembolsado su institución financiera para proyectos de infraestructura, fondos que se han flexibilizado, ya que 11.8 millones de los 60 millones de dólares fueron reorientados al sector salud.

A la vez, Mossi resaltó que el BCIE ha brindado un préstamo de emergencia de 50 millones de dólares, todos estos préstamos tienen un componente de auditoría que se hace seis meses posterior a que la emergencia concluya, el Gobierno tiene que rendir cuentas sobre el uso de esos recursos”.

Donaciones

donacion hsf2

Es de resaltar que una de las donaciones más grandes que recibirá Honduras para la pandemia es la anunciada por la Unión Europea, de 80 millones de euros. El anuncio lo realizó el embajador de la UE, Alessandro Palmero.

El diplomático europeo dijo que la iniciativa de la UE es buena oportunidad para reforzar el multilateralismo, a la vez que resaltó la importancia de trabajar unidos.

Palmero manifestó que estos fondos se centrarán en salud mediante la compra de material médico a través del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), recuperación económica trabajando con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Secretaría de Trabajo para asegurar empleos, de los miles que se han perdido.

“Queremos con el Gobierno y otras instituciones que estas personas tengan esperanzas de recuperarse rápidamente”, subrayó Palmero.

De la misma manera, Estados Unidos donará unos 252 millones de dólares para los países del Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador) con el fin de disminuir la inmigración; el anuncio lo realizó Mike Pompeo, secretario de Estado, quien aseveró que estos fondos se añaden a los más de los 180 millones en total que los tres países han recibido en este año fiscal por los EE UU.

El BCIE donó al país un millón de dólares en la fase inicial de la pandemia y recientemente brindó medio millón de dólares al Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), más miles de kits para pruebas y tomas de muestra.

Del mismo modo, países e instituciones que han realizado donaciones de material y equipo médico, el cual ha sido de vital importancia para la lucha contra la COVID-19 cuando a la fecha, ya se reportan 39,276 casos y 1,116 fallecidos.

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios