Recomendaciones para publicar en revistas de alto impacto

The Lancet y The New England Journal of Medicine son algunas revistas de alto impacto.

Publicar en revistas de alto impacto, indexadas en la base de datos bibliográfica Scopus es la forma en la que se puede elevar el ranking de las universidades y apoyar el desarrollo de los países desde un enfoque científico.

En ese sentido, los científicos hondureños Marco Tulio Medina, exdecano de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), que cuenta con más de 80 investigaciones en revistas de alto impacto, y Selvin Reyes, coordinador de Investigación y Vinculación del Posgrado de Neurología de la UNAH, expusieron sobre el proceso investigativo y algunas recomendaciones que los investigadores deben tener en mente para dicho proceso.

Proceso investigativo

Medina expresó que en los grupos de investigación existen los investigadores junior o novatos y luego los que tienen una trayectoria más extensa, el investigador senior, que lidera al grupo por tener más conocimiento y experiencia al resto.

Tanto el investigador joven como el investigador senior pueden reunirse a través de un grupo de investigadores con diferentes formaciones, cuando se realiza un trabajo científico puede estar esa estructura, usualmente desarrollada por un investigador ya maduro en el cual hay una línea de investigación científica y que ha permitido poder desarrollar una idea y una pregunta científica.

Cuando se evalúa una pregunta científica se debe hacer uso de una cantidad de procedimientos científicos, ya que las investigaciones que se lleven a cabo van a depender de esa pregunta científica.

“Como dice mi mentor Sir Salvador Moncada, con quien he trabajado durante 25 años, lo más importante es hacerse una adecuada pregunta científica, saberla responder con un método científico y luego saber presentar estos datos que sean innovadores y que puedan ayudar a la humanidad. En el proceso se mejora la capacidad de formación de recursos humanos, se mejora el conocimiento de una universidad y se contribuye a resolver problemas de interés internacional o nacional”, señaló Medina.

Investigaciones transnacionales

Medina resaltó como una investigación puede iniciarse en lo que se denomina una investigación experimental o básica. Actualmente se está tratando de fomentar la investigación transnacional, es decir aquella que pone en unión la investigación de aspectos básicos con los de aspectos prácticos o aplicados.

Un ejemplo de investigaciones transnacionales son las vacunas. Las vacunas pueden explorar inicialmente a nivel de animales, pero luego debe pasarse esa investigación a los seres humanos, por eso primero hay que hacer una investigación sobre los componentes de esa vacuna.

“Un ejemplo, la vacuna de Oxford del COVID-19 utiliza un fragmento del ADN de un adenovirus que afecta a los chimpancés y se agrega a esta estructura la espina del coronavirus, es decir allí se tuvo que hacer una investigación básica, la investigación trasnacional y aplicada sería utilizar esta investigación básica en seres humanos y ver cuál es la respuesta de esta vacuna”, explicó Medina.

Como un esfuerzo internacional resalta el estudio Solidaridad de la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde participan más de 21 países y 300 investigadores que están contribuyendo en el estudio para evaluar qué medicamentos son importantes para combatir el COVID-19.

Para el académico, la investigación científica es un proceso en el cual se incluyen diferentes componentes, ensambles de esfuerzos de diferentes experiencias y actividades científicas que conllevan a responder una pregunta científica, en el caso del proyecto Solidaridad, la pregunta es: ¿cuál es el mejor medicamento para luchar contra el COVID-19?

Proceso para publicar en una revista científica

En cuanto al procedimiento para publicar en una revista científica, el Dr. Selvin Reyes detalló que después de la obtención de datos en la investigación que deben ser cuidadosamente evaluados por un Comité de Ética, el siguiente paso es la redacción y evaluación de estos datos de una forma apropiada para ser sometidos a una revista. 

Una vez elaborado el manuscrito científico se debe hacer una búsqueda de las revistas indexadas en Scopus en torno al tema de investigación. Al seleccionar la revista a la cual se someterá la publicación se tienen que revisar las directrices para autor y adoptar el manuscrito al formato y estructura específica para publicación. Después de ellos se somete el manuscrito para una posible publicación a través de la plataforma de cada revista.

“Este será evaluado por el cuerpo editorial de la revista y decidirá si cumple con el interés científico, en caso de cumplir con este requisito, los editores pasarán el manuscrito a una revisión por pares, estos últimos son científicos expertos en el área que analizarán detalladamente y podrán hacer revisiones, observaciones y comentarios al manuscrito, este análisis es retornado a los autores como: a) revisiones mayores (esto quiere decir que hay que realizar cambios sustanciales en el manuscrito para que se aceptado), b) revisiones menores (pocos cambios), c) aceptado o d) rechazado”, expresó Reyes.

Al recibir revisiones por los pares, los investigadores deben hacer los cambios y enviar nuevamente el manuscrito. Después del análisis, conclusiones y recomendaciones de los pares, se envía el manuscrito al grupo editorial de la revista, que notifica si será publicado el artículo.

Si el artículo es enviado a publicación, en la etapa de edición se adapta el manuscrito al formato de la revista y se envía a los investigadores la versión final del artículo que debe ser aprobada y notificada.

Recomendaciones para los investigadores

Por su parte, Reyes compartió una serie de recomendaciones a detalle para las personas que desean involucrarse en un proceso investigativo:

-Formular preguntas de investigación que estén en el marco de las líneas prioritarias de investigación de un área específica (estas líneas prioritarias son definidas en cada Unidad Académica en función de las prioridades de la Agenda Nacional, la agenda de la UNAH y las prioridades del desarrollo científico y tecnológico).
-Al escogerse un tema de estudio, debe tomarse en cuenta que, al finalizar la investigación, esta será capaz de agregar un nuevo conocimiento al ya existente, esto facilitará que sea aceptada en una revista internacional.
  1. -Formar parte de redes de investigadores, esto permite que la investigación tenga un enfoque multidisciplinar, logrando así que el problema de investigación sea analizado desde diferentes perspectivas.
  2. -Escoger para su trabajo de investigación a un orientador con experiencia en el área de interés, que tenga compromiso con la investigación y la ética.
  3. -Mantenerse actualizado en el área de interés científico
  4. -Capacitarse en áreas imprescindibles para poder realizar publicaciones científicas tales como estadística, redacción científica, dominio del idioma inglés.
  5. -Participar en eventos como congresos, webinarios, talleres y seminarios, en los que se contemple la investigación científica en la temática de interés, esto ayuda y promueve la discusión con pares y expertos sobre su investigación, e identifica posibles fortalezas y debilidades de la investigación que estemos llevando a cabo.
  6. -Por último y no por eso menos importante, trabajar fuertemente, ser paciente, perseverante y nunca rendirse en el proceso.
 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios