Reconocidos académicos discuten sobre la actualidad y el futuro de la educación en Honduras

El evento fue transmitido a través de la plataforma YouTube ante una audiencia de más de 300 invitados.

En el marco de la XII Jornada de Innovación Educativa: Los caminos hacia la universidad híbrida, digital, abierta y multicultural, organizada desde la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), se presentó un panel con expertos nacionales quienes discutieron sobre los caminos a seguir en la búsqueda de la transformación de las universidades hondureñas.

En este magno evento estuvieron presentes la académica Rutilia Calderón, ex vicerrectora y exministra de Educación; Armando Euceda, director de Posgrados, y Mario Alas, Coordinador del Observatorio de la Educación de la Universidad Nacional Pedagógica Francisco Morazán (UPNFM); tres expertos con una amplia trayectoria profesional en el ámbito educativo y con hojas de vida sobresalientes. Los participantes se manifestaron satisfechos de compartir con una audiencia notable en el cierre de la Jornada de Innovación. El debate, que fue moderado por la directora de la DIE, Martha Quintanilla, giró en torno a tres preguntas fundamentales puestas en tela de juicio por los organizadores.

La interrogante inicial del panel buscaba encontrar respuestas en cuanto  a los cambios que se deben realizar en las universidades de Honduras, analizar en qué momento se encuentran las casas de estudio en la actualidad y hacia qué camino deberá dirigirse la educación superior en el país en el futuro próximo y a largo plazo.

Calderón reiteró de entrada que en Honduras la educación superior está dirigida por la UNAH, es decir que  hay un liderazgo que se le da a la Máxima Casa de Estudios a  través de la Constitución, y por consiguiente esa es una responsabilidad que debe ser asumida como tal, señaló en sus palabras iniciales, además se preguntó cuán cercana está la Universidad de la población en este momento, porque considera desde su perspectiva, esta no debe estar ajena a la realidad de país ni de su gente.

Para la académica, es fundamental que como universidad se dé un paso al frente para abrazar y hacer suyo el paradigma del desarrollo humano sostenible, y a partir de allí hacer reformas en los currículos para que sean actualizados acorde a las necesidades que la población tiene en materia educativa, subrayó que  en ese sentido la UNAH tiene la responsabilidad de brindar soluciones a los grandes problemas de la nación. Y por ello la necesidad de integrarse a un proyecto de nación, en el que además deberá definir claramente qué modelo de universidad se necesita para dar continuidad al modelo de desarrollo sostenible, que conlleve a potenciar una universidad que investigue, que busque la innovación en el ámbito educativo y tecnológico.

Por su parte Alas, en cuanto a la interrogante, lamentó que en Honduras la cantidad de carreras ofrecidas es limitada, y gran porcentaje de estas son tradicionales, por lo tanto considera vital que las universidades ofrezcan mayor variedad de oferta académica y que las existentes sean sometidas a procesos profundos de actualización.

Coincidió con la doctora Calderón en que todos estos procesos no pueden estar desvinculados de un proyecto de nación, a la vez amplió que es necesario democratizar el acceso a la educación superior, y brindar a los estudiantes las herramientas suficientes para cursar una carrera universitaria. Durante su participación mostró preocupación por los altos grados de pobreza en el país, pues eso implica que se esté perdiendo talento hondureño debido a que la educación en el país está condicionada por el factor económico.

En esa misma línea se manifestó el académico Armando Euceda, quien argumentó que hay que abandonar la universidad del siglo XX y sus viejos paradigmas, señaló en su participación que solo sobrevivirán las universidades que están más adaptadas a los cambios que se están presentando en el mundo y el ámbito educativo.

“Hay escenarios educativos que no estamos contemplando en las universidades, muchas cosas están sucediendo fuera de las universidades”, dijo. Euceda también indicó: “La universidad que yo quisiera debe dejar atrás a la universidad del siglo XX porque hoy ya es estática y no tiene velocidad de respuesta. Está amarrada al diseño curricular del siglo pasado, además es demasiado desigual, en los últimos años hemos pasado de 16% a 14% en cuanto acceso a la educación superior en el país”, lamentó el reconocido académico.

Caminos a seguir

Los académicos acordaron que es necesario realizar cambios inmediatos en aras de ponerse a tono con lo que sucede en el mundo actual. Para Calderón, uno de los caminos inmediatos de las universidades es que estas asuman como alta prioridad contribuir de manera efectiva a un proyecto de nación, en donde exista acercamiento de la universidad con los sectores productivos para poder hacer conjuntamente acciones que conlleven a objetivos en común, asimismo considera importante la formación técnica profesional como lo han hecho otros países en América Latina, dijo que para ello el papel de la virtualidad y la multimodalidad jugarán un papel preponderante en el futuro de las universidades.

“Actualmente las universidades no están vinculadas con el proyecto de país, estas deben tener en cuenta lo que ofertan con las necesidades que se tienen, es decir deben integrar la oferta académica con las necesidades del país”, dijo Alas, reforzando el argumento de Calderón.

“La Universidad debe saber caminar, necesitamos un plan a largo plazo, con claridad, para que no vayamos hacia cualquier lado”, finalizó diciendo Euceda sobre la interrogante planteada.

Liderazgo

En cuanto al rol de liderazgo que deben tener las universidades y que sean protagonistas del desarrollo del país, Calderón dijo que para ello es necesario el posicionamiento de la universidad y esta solo se logra con una universidad que investiga, que aporta al desarrollo del país, y que le apunta al  liderazgo ético.

Alas, por su parte, lamentó la pérdida de valor de la educación en la sociedad hondureña, lo que lleva a los hondureños a querer emigrar, ya que existe un sentimiento colectivo en la población que la educación que están teniendo no les servirá y que no les abrirá puertas para construirse un mejor futuro. Eso es un paradigma que debe romperse, argumentó el académico.

“No se debe ver la educación como un gasto, sino como una inversión de país”, dijo el académico. En ese sentido se refirió Euceda, quien dijo que es necesario brindar protagonismo al estudiante y menos al docente, con el afán de construir modelos educativos más integrales y actualizados

“El tema de liderazgo académico pasa por crecer junto al estudiante, tenemos que aprender también de ellos”, finalizó diciendo.

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios