Rector de la UNA-Nicaragua invita a universidades centroamericanas a integrar una red agrícola

Rector de la UNA-Nicaragua, Alberto Sediles.

“Quiero invitar a las universidades agrícolas y forestales, a las facultades de Agricultura y Medicina Veterinaria de la región, a integrarnos en una red de colaboración para el intercambio de buenas prácticas en la educación agraria”, fue el mensaje contundente de Alberto Sediles, rector de la Universidad Nacional Agraria de Nicaragua (UNA) para que todas las universidades de la región centroamericana puedan sumarse a esta red de apoyo entre estas instituciones.

Esta invitación fue conocida por medio del programa virtual Café Presencia, de la Máxima Casa de Estudios de Honduras, para que particularmente estas universidades se unan en una nueva red liderada por el Consejo Superior Universitario Centroamericano (CSUCA), que integra a más de 20 universidades de Centroamérica.

“En el caso del sector agrario, por las características y necesidades estamos invitando al desafío de organizar una red de colaboración que pueda atender temas particulares entre las instituciones de enseñanza agrícola, ambiental y forestal, temas como el fortalecimiento de la gestión para tener currículos de mayor impacto, abiertos, flexibles en el contexto del marco de cualificación de la educación superior centroamericana”, manifestó el rector Sediles.

Esta red se constituiría para fortalecer el desarrollo de capacidades en el uso de plataformas virtuales y contenidos de alto impacto. también enfocada en las ciencias agrarias para contribuir a la internacionalización en la movilidad de los estudiantes de ciencias agropecuarias por toda la región.

“Una red para seguir intercambiando el aprendizaje de cómo estamos implementando nuestros currículos con las herramientas y competencias del siglo XXI, tan necesarias para formar ciudadanos éticos, profesionales y de capacidad exitosa para el desarrollo de su vida profesional y personal”, puntualizó el rector de la UNA-Nicaragua.

Asimismo, para contribuir al desarrollo de medios no convencionales de enseñanza para el fortalecimiento de las prácticas, por ejemplo el uso de modelo, modelaciones y otras estrategias de enseñanza que son particulares y pueden ser de mucho uso para fortalecer esas nuevas estrategias en el contexto post COVID-19.

Desarrollo agrario integral y sostenible

La UNA de Nicaragua se conforma por cuatro facultades que concentran 12 carreras enfocadas en el sector ambiental, forestal, recursos naturales, medicina veterinaria, agronegocios, también la oferta de múltiples maestrías y un doctorado, todas estas carreras distribuidas en dos sedes regionales, además de contar con una sede extensión para el desarrollo de cursos de formación continua.

Con 103 años de existencia comenzando como Escuela Técnica que instruía a agricultores de Nicaragua, en el año 1990 su evolución institucional la lleva a ser la una institución de educación superior a nivel agrario en ese país que actualmente posee una matrícula de alrededor de 4,500 estudiantes.

Impacto del COVID-19

En medio de la enfermedad del coronavirus que vive el mundo y está afectando a los países, en el caso de las universidades específicamente en la UNA se sufrió un impacto fuerte en el desarrollo del Plan Estratégico; la formación de carreras universitarias, movilidad, extensión, investigación y en la formación de personal administrativo y docente.

Sin embargo, no se podía estancar esta institución de educación superior e implementaron una estrategia para continuar con el quehacer amplio de la institución que permitiera una continuidad educativa y desarrollar labores de investigación y extensión universitaria.

“En el contexto de país y fundamentados en este plan de país, a lo interno de la universidad desarrollamos nuestros propios protocolos para disminuir los riesgos e incrementar la seguridad en el campus, y numerosas medidas de forma oral y escrita al facilitar nuevas estaciones para el lavado permanente de manos, dotar de espacios para disponer de usos de alcohol en sitios numerosos, sanitización de vehículos y oficinas, uso de mascarilla y termómetros para medir la temperatura al personal”, señaló el rector Sediles, como parte de las mediadas de bioseguriad diseñadas para la impartición y recibimiento de clases.

“Organizamos un modelo académico que nos permitió en un período de un mes que los estudiantes se concentraran en la atención de un módulo en su semestre universitario, lo que tradicionalmente se desarrollaba en cuatro o hasta cinco módulos, y esta nueva estrategia consiste en 5 a 10 estudiantes concentrados en un solo módulo con presencia en la Universidad una vez por semana y con guías de estudio en casa a través del uso de plataformas para ir revisando y evaluando todos los contenidos y aprendizajes”, añadió.

Más acciones

“Entre las iniciativas que hemos acompañado está la creación de un programa nacional de capacitación agropecuaria, a través del uso de redes y televisión educativa de Nicaragua que sirve como un material de refuerzo de conocimientos a los estudiantes”, expresó el rector de esta institución.

Así como nuevos proyectos formativos para jóvenes del campo para enriquecer la política de formación universitaria bajo nuevas formas y consideraciones de medidas de seguridad debidas para seguir formando a los productores, estudiantes y técnicos del sector agropecuario de Nicaragua.

Propósitos

Entre los propósitos planteados por esta institución de educación superior se encuentran continuar perfeccionando el modelo académico con su currículo universitario que ofrece salidas tempranas, intermedias y profesionales que consideran una verdadera alternativa de formación para jóvenes que quieren estudiar ciencias agropecuarias y deben prepararse con eficiencia pertinencia y calidad para generar impacto en la sociedad.

Y continuar fortaleciendo los vínculos con las instituciones del Estado para disponer de mayores espacios de trabajo colaborativo en donde los estudiantes sean partícipes directos a través de la práctica y pasantías que permitan seguir contribuyendo en el desarrollo de sus capacidades profesionales y beneficio para el país.

Oportunidades

A criterio del rector Sediles, los estados centroamericanos deben promover un desarrollo de un acceso necesario al uso del Internet con inclusión para todos los sectores nacionales; urbanos y rurales. “Esta pandemia nos está reforzando el nivel tanto de desigualdad que ha existido en el uso de los medios y las tecnologías… se hace necesario fortalecer y que sea una realidad el acceso a internet con inclusión de los miembros de nuestras comunidades nacionales para que sea parte importante de formación”.

También mencionó que otra política pública que deben implementar a nivel de países centroamericanos es que las comunidades universitarias puedan acceder a fondos especiales para promover la ciencia, tecnología e innovación, enfocados en la atención de problemas urgentes que contribuyan al desarrollo de la sociedad.

Además de fomentarse fondos de capital semilla para facilitar cadenas de emprendimiento al desarrollo de ideas de negocio e incubación de proyectos de innovación empresarial por parte de estudiantes y docentes. “Estamos en un momento en donde los jóvenes necesitan fortalecer esas capacidades y salir de las universidades con importantes ideas de negocios, preencubadas que ya podrían convertirse en pequeñas empresas de emprendimiento para fortalecer el crecimiento de la economía nacional”, indicó el rector de la UNA- Nicaragua.

Iniciar sesión en Facebook | Facebook

Noticias relacionadas:

Comentarios