Rector de la UNAH llama al diálogo

Según cifras estadísticas, la UNAH pierde siete millones de lempiras por cada día no laborado.

El rector Francisco Herrera Alvarado hizo un llamado a los estudiantes que mantienen tomadas las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) para que busquen otras vías que no afecten el quehacer universitario al momento de protestar por sus demandas.

Herrera Alvarado manifestó que como autoridades ya se están poniendo en contacto con los estudiantes para poder llegar a una ruta de salida a esta conflictividad, la cual, es ajena a la Máxima Casa de estudios y por lo tanto, no está en manos de la UNAH  resolverla.

“Entiendo que todo hondureño aplaudiría una rebaja al precio de los combustibles y en las tarifas del transporte, pero el problema es que para nosotros como universidad no está en nuestra potestad lograr este propósito”, recalcó.

“Para nosotros es preocupante que se tomen el campus y que impidan el ingreso de casi 40,000 estudiantes que acuden diariamente a Ciudad Universitaria”, manifestó el funcionario.

Al mismo tiempo, el rector lamentó esta forma de presión porque no es dañando a sus propios compañeros que van a lograr el propósito que se han trazado y de continuar con este tipo de  manifestaciones se pone en riesgo el presente periodo académico.

Añadió que como autoridad estarán expectantes, en definitiva no tienen interés de tener ninguna confrontación, ni usar tonos amenazantes, al contrario, “quieren establecer líneas de comunicación, buscando solución a este problema porque la UNAH no es un campo de batalla”.

Diálogo

“Como académicos la ruta para solucionar conflictos es el diálogo y la comunicación para corregir problemas, por lo tanto,  los invitamos para buscar alternativas con actitud diferente, en escenarios diferentes y que no sea en los portones de la UNAH porque en nada benefician ni lograran nada, más que perjudicar a sus propios compañeros”, enfatizó.

Al mismo tiempo, condenó la fuerza desmedida en los enfrentamientos entre estudiantes y fuerzas coercitivas. “Nosotros entendemos que existe un derecho a la manifestación, no podemos coartar este derecho sin embargo si estamos en contra que se lleven a cabo este tipo de protestas que concluyen en actos vandálicos”, dijo.

“Los estudiantes pueden manifestarse y expresar claramente cuáles son sus posiciones, pero evitando los actos vandálicos que nos preocupan y sobretodo porque hacen llamados a otros actores que no son de la comunidad universitaria”, manifestó el funcionario.

Al finalizar, volvió a realizar un llamado al diálogo porque como país no se puede perder un día de clases, ya que esto representa pérdidas de siete millones de lempiras para la sociedad hondureña.

 

Noticias relacionadas:

Comentarios