Rector de la USAC destaca la importancia de que las universidades fortalezcan la investigación científica

Para el académico, las universidades deben fortalecer los centros de investigación.

El rector de la Universidad de San Carlos (USAC) de Guatemala, Murphy Paiz, recientemente participó en el programa en vivo Café Presencia, de Presencia Universitaria, donde ahondó sobre las estrategias adoptadas por la USAC de cara a la pandemia del COVID-19 y la visión que tienen en los ámbitos de la investigación y la extensión universitaria.

En cuanto al impacto de la pandemia por COVID-19, consideró que fue algo inesperado, no previsto. “En Guatemala el primer caso ocurre el 13 de marzo. Tenemos más de 100 días y por lo tanto para nosotros que somos una universidad muy histórica, de un corte tradicional presencial, sí vino a hacer un cambio muy drástico”, expresó el rector.

En 2019, la USAC aprobó una política de educación a distancia con entornos virtuales, por lo que el impacto de la pandemia brindó una oportunidad para que el Consejo Superior Universitario privilegiara esa política.

Anteriormente algunas facultades como la de Ingeniería y Humanidades habían venido realizado algún tipo de virtualización, pero la USAC como estructura, no. A pesar de ello, la USAC aceptó la oportunidad de implementar una modalidad virtual adentrando en las tecnologías de la información y comunicación (TIC) y plataformas informáticas mediante un modelo de adaptación-transformación.

“Académicamente la virtualidad fue la opción que vimos más viable, como muchas universidades, el teletrabajo que vino a dar la oportunidad de salvaguardar la salud y la vida de nuestra comunidad universitaria. Fuimos la primera institución antes del propio Gobierno en optar a lo no presencial y estar evaluando cómo viene el contagio, los estudios epidemiológicos, los análisis y modelos”, expresó.

Paiz destacó que se deben comenzar a adaptar los modelos educativos, a validar los programas de formación y aceptar que la virtualidad brindará una oportunidad de tener una comunicación constante y permanente.

Esta semana la USAC evaluará si a partir de septiembre implementarán laboratorios o prácticas para garantizar una calidad académica también necesaria para los perfiles de los egresados.

Extensión Universitaria

En cuanto a la extensión universitaria, la USAC forma parte del Consejo Nacional de Salud, por lo que tienen la oportunidad de participar en mesas de debates y realizar consensos, entre ellas las propuestas desde el 13 de marzo, donde propusieron la cuarentena total para lograr un distanciamiento social, acción drástica que se tenía que tomar para controlar al crecimiento de la curva epidemiológica.

Por otro lado, la USAC se comprometió a crear vía modelos de innovación y producción industrial, prototipos y equipo de protección personal para los trabajadores y a los profesionales de la salud. Entre ellos destacan las caretas faciales, las cápsulas para el traslado de los pacientes, cajas con material aséptico para intubación de pacientes y el establecimiento de comités científicos para la generación de pruebas masivas de anticuerpos de través de plasma sanguíneo.

La USAC habilitó los laboratorios de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacia, donde actualmente se están realizando pruebas en apoyo del Laboratorio Nacional de Salud. También están a disposición de la sociedad las instalaciones de la universidad, donde se alberga personal médico y sanitario para que no regresen a sus núcleos familiares y haya más contagio y exposición.

Cabe destacar que la USAC ha tenido reuniones con la Universidad de Costa Rica (UCR), universidad que trabaja en tratamiento a través de plasmas. “Para llamarnos universidad, tenemos que hacer investigación y es algo que tenemos que respetar también a nivel regional en este tipo de alianzas que tenemos con las universidades de la región”, confesó.

Entre otras acciones de vinculación, destacan los comités de análisis jurídicos y económicos para hacer propuestas de recuperación y reactivación de la economía por los golpes de la pandemia; una iniciativa de ley presentada para dar un beneficio de resarcimiento digno a los profesionales de salud que están expuestos al contagio o fallecimiento y una propuesta para fortalecer la conectividad en los jóvenes universitarios, lo que ha sido una de las grandes debilidades en el cambio de modalidad presencial a virtual. Para Paiz, el internet debe volverse un derecho básico, público, que los Gobiernos tienen que garantizar.

Políticas públicas

En cuanto a las políticas públicas que se deben impulsar en la región para el fortalecimiento de la educación superior, Paiz mencionó que es importante que las universidades públicas se unifiquen, trabajando en una educación inclusiva, en nuevas metodologías educativas y en la virtualización, lo que representaría una gran oportunidad para muchos jóvenes que tienen que sacrificar sus economías al trasladarse a las ciudades centrales.

La sostenibilidad es un factor primordial tanto para la investigación y la extensión, lo que representa cada vez un mayor reto por la situación financiera que enfrentan la mayoría de las universidades. En base a un presupuesto sostenible se deben brindar las garantías para hacer investigación, creación de nuevas carreras y nuevos espacios.

Paiz resaltó que, en Guatemala, así como en varios países de Centroamérica, solo un 1-2% de los estudiantes tienen acceso a la educación superior, lo que significa que hay una gran deuda con la sociedad y con los jóvenes.

“Tenemos que sentarnos y exigir a nuestros gobiernos, a los representantes en nuestros parlamentos en los congresos a que generemos esas políticas públicas que le den los presupuestos necesarios y la estructura administrativa pública necesaria”, comentó el rector.

Investigación científica

Paiz comentó sobre la importancia de invertir y fortalecer la tecnología en las universidades, ya que no existe ninguna profesión que se escape de la tecnología, donde tanto las carreras de ingeniería como las de ciencias sociales necesitan distintas plataformas y desarrollos de software, por lo que si se logra transformar lo teórico a lo virtual, se habilitarán salones para adaptar a laboratorios y realizar biotecnología e investigación científica.

Para el académico, las universidades deben retomar la investigación y fortalecer los centros de investigación, siendo algo que deben privilegiar. “Nuestras universidades para llamarse universidades tienen que hacer investigación”, enfatizó.

Cabe destacar que la USAC comenzó recibiendo un presupuesto de un millón de dólares al año y actualmente cuenta con cuatro millones de dólares, lo que significa un importante desarrollo para la universidad y el país.

Más sobre la USAC

La Universidad de San Carlos de Guatemala es la más grande y antigua de Guatemala, así como la cuarta fundada en América, establecida en la Capitanía General de Guatemala durante la colonia española.

Ha traspasado cinco épocas, siendo estas la Real y Pontificia Universidad de San Carlos Borromeo, de 1676-1829; la Academia de Ciencias, de 1835 a 1840, fundada durante la Federación Centroamericana. De 1840 a 1875 se dio la transición a la Nacional y Pontificia Universidad de San Carlos Borromeo ratificada por el Concordato de Guatemala de 1854.

La Universidad Nacional de Guatemala de (1875-1944) se fundamentó en una institución laica positivista y de 1944 al presente la Universidad de San Carlos de Guatemala, tras la revolución de 1944.

La Universidad de San Carlos de Guatemala es la institución de educación superior estatal, autónoma, con cultura democrática, con enfoque multi e intercultural, vinculada y comprometida con el desarrollo científico, social, humanista y ambiental para la formación de profesionales de forma integral.  

Noticias relacionadas:

Comentarios