Rector Herrera Alvarado propone que edificio C3 pase a llamarse Rafael Francisco Rivera

El ingeniero Rivera Medina se destacó por realizar las obras más emblemáticas de la UNAH.

Autoridades universitarias encabezadas por el rector de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Francisco Herrera Alvarado, inauguraron de manera oficial el edificio C3, infraestructura que se remodeló a un costo de 154 millones de lempiras, considerado por sus espacios académicos tecnológicos como el primer edificio inteligente.

Minutos antes del acto protocolario de inauguración, el rector Herrera Alvarado junto a funcionarios de la UNAH recorrió las 59 aulas con que cuenta el edificio con el objetivo de cerciorarse que las mismas sean estrictamente para la impartición de clases con excepción de ocho de ellas, donde funcionará el área administrativa y el Instituto de Investigaciones Sociales (IIS).

Al momento de la inauguración, el académico destacó el hecho de que este inmueble estuvo en total abandono por más de 17 años y fue con el valioso aporte del extinto ingeniero Rafael Francisco Rivera que se logró la recuperación después de tres estudios realizados cuando varios expertos en ingeniería sugerían su demolición.

Por lo anterior, y en homenaje póstumo a Rivera Medina, el funcionario dijo que someterá ante el Consejo Universitario que esta edificación pase a llamarse "Rafael Francisco Rivera Medina.

“Esta recuperación científica de este edificio se la debemos a Rivera Medina, quien fue catedrático de la Máxima Casa de Estudios por más de 20 años, también fue decano de la Facultad de Ingeniería; este ilustre hondureño rescató este edificio, que antes le apodaban el Titanic, porque realmente se estaba hundiendo”, recalcó Herrera Alvarado.

Por otra parte dijo que este edificio debe ser motivo de orgullo para la comunidad universitaria y para Honduras, al mismo tiempo hizo un llamado para que lo cuiden y le saquen el máximo provecho a las herramientas tecnológicas con que cuenta.

Esta moción que presentará el rector Herrera Alvarado ante el Consejo Universitario, de nombrar el C3 Rafael Francisco Rivera Medina, fue bien vista por la titular de la Secretaría Ejecutiva de Administración de Proyectos de Infraestructura (SEAPI), Carmen Lastenia Flores, quien consideró que es muy merecido e importante porque fue él quien luchó por la recuperación del inmueble, usando todas las tecnologías, el estudio y la vasta experiencia de más de 60 años de profesión.

Flores detalló que la recuperación del C3 era muy compleja porque “las zapatas tenían fracturas, había asentamientos, el suelo estaba saturado, no se compactó, no tenía columnas ni juntas de construcción, era una vergüenza de la ingeniería y un modelo de lo que no se debe hacer”, subrayó la funcionaria.

“Al edificio se le hizo pruebas retrospectivas, geofísicas y escáner en las columnas y así nos dimos cuenta que podía ser reforzado”, dijo Flores, quien expresó que estos trabajos de recuperación fueron bajo el mando de Rivera Medina en conjunto con un equipo de ingenieros de SEAPI.

Al finalizar, la funcionaria también hizo un llamado a los universitarios para que cuiden estos espacios académicos, cuya recuperación fue muy compleja.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios