Reducción del gasto público e incentivos a la producción permitirían aumento justo al salario mínimo en Honduras

Como parte de las primeras acciones que ejecutará el próximo gobierno liderado por Xiomara Castro se encuentra un incremento justo al salario mínimo que, a criterio del experto en finanzas, Sammy Castro, es una propuesta esperanzadora y necesaria, no obstante, señala que para concretarla se deberán hacer una serie de acciones previas que puedan respaldar el incremento, ya que con las finanzas actuales, el aumento no es viable.

"Si Xiomara toma una acción deliberada de incrementar salarios con las finanzas actuales, obviamente no hay una fuente de financiamiento que la pueda respaldar", advirtió el doctor, por tanto, indicó que, desde el sector público, lo primero que se debe hacer es disminuir el oneroso gasto.

Mientras que para la pequeña, mediana y grande empresa se deben dar todas las condiciones que incentiven e incrementen la inversión privada, que en términos sencillos significa que los empresarios produzcan y vendan más para que cuando apliquen el incremento a sus empleados no tengan ninguna dificultad, por tanto, no opten por despidos.

Otro factor que el experto considera importante es una medición exacta en el índice de los precios al consumidor, ya que argumenta que existe un desfase en la metodología que se emplea para hacer la medición, por tanto, los salarios no corresponden con la realidad de los hondureños.

“Este indicador tiene un desfase significativo de aproximadamente 10 años porque la metodología no se cambia, entonces la medición que se hace todos los meses de los precios en el mercado hondureño no es realmente acorde a la situación que vive el hondureño día a día, y mientras ese indicador no se ajuste la realidad del país, la gente va seguir teniendo deficiencias al momento de abastecerse de productos básicos”, señaló.

Aunque inicialmente el posible aumento se pueda percibir como una acción drástica, Castro indicó que a medida que pase el tiempo tendrá resultados positivos, ya que permitirá que los hondureños tengan mejores condiciones de vida, elevando su nivel socioeconómico, lo que a la vez tendrá un efecto significativo porque incentivará la producción en el país.

“La propuesta de la presidenta electa es bastante esperanzadora para la población hondureña, sin embargo, es una propuesta bastante optimista que dependerá de muchas acciones a todos los niveles en el país”, subrayó Castro.

Según la Secretaría de Trabajo, la canasta básica tiene un costo de 9,180 lempiras, en cambio la Asociación para la Defensa de la Canasta Básica de Honduras sostiene que el costo ronda los 10,300 lempiras y el Consejo Hondureño de la Empresa Privada señala que cuesta aproximadamente 6,600, en tanto, el salario mínimo, en promedio, es de 10,000 lempiras.

Noticias relacionadas:

Comentarios