Representante de la OPS brinda conferencia sobre malaria en América

El doctor Leopoldo Villegas, de la OPS, durante la conferencia.

La Escuela de Microbiología, a través del Instituto de Investigaciones en Microbiología (IIM) y el Departamento de Bioanálisis e Inmunología, de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) brindaron una conferencia sobre la situación de la malaria en el continente americano.

Durante la intervención denominada “Eliminación de la malaria en las Américas”, el representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Leopoldo Villegas, resaltó, en el marco de una visita al territorio hondureño, la disminución progresiva de malaria en todo el mundo desde el año 2000, con un estancamiento a partir de 2015.

“Estamos hablando de los casos oficiales que están reportando, que es solo el 40 o 45 por ciento de lo que ocurre en la realidad en Venezuela, donde la magnitud de la tragedia malárica es de dimensión única en la región”, lamentó el médico venezolano.

Con respecto a Honduras, donde únicamente se reportan alrededor de 500 casos, reconoció los esfuerzos por erradicar la enfermedad que según estudios científicos es causada por un parásito que se transmite a través de la picadura de mosquitos infectados.

“Honduras tiene muy pocos casos, pero sigue con la amenaza en la zona de las fronteras; no puede bajar la guardia”, manifestó, haciendo referencia a la zona fronteriza con Nicaragua, específicamente, donde ya suman más de 9,000 personas infectadas.

Implicaciones regionales

En cuanto a Venezuela, el experto en la temática advirtió que esta semana podría declararse emergencia humanitaria, debido a que concentra más del 50 por ciento de casos y más del 80 por ciento de muertes de todo el continente a causa de dicha enfermedad, siendo, por su cercanía, Brasil y Colombia, los países más afectados por la epidemia.

Al respecto fue del parecer que las intervenciones nacionales y regionales deben adaptarse a las condiciones ecoepidemiológicas. “No vamos a eliminar el mosquito, pero sí la enfermedad”, dijo.

Debido a que la movilización interna y externa constituye una de las principales amenazas en todo el continente, recomendó prestar a dichos grupos poblaciones, servicios cercanos de tratamiento, a fin de prevenir la propagación de la enfermedad.

En lo referente a los fármacos utilizados para su tratamiento, Villegas resaltó que Mesoamérica es la única región del mundo que aún no presenta resistencia a la cloroquina y como un logro adicional en la lucha por la erradicación de la malaria, señaló que recientemente la entidad de Estados Unidos responsable de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), aprobó un medicamento cuya dosis es única, en lugar de 14: la Tafinoquina, misma que a corto y mediano plazo sería incorporada en los programas internacionales de salud. Asimismo, señaló que como una intervención de control vectorial, hasta ahora la ivermectina genérica ha dado buenos resultados, por lo que no desestimó su uso.

Por su parte la directora del IIM, Lourdes Henríquez de Madrid, explicó que este tipo de actividades académicas en las que se involucra a estudiantes de último año de la Carrera de Microbiología se enmarca en los Objetivos de Desarrollo del Milenio y responde a una de las líneas temáticas del Instituto: la de enfermedades parasitarias.

Noticias relacionadas:

Comentarios