Ridel Morales, la primera antropóloga graduada de la UNAH

Ridel Morales durante una visita al proyecto arqueológico Massada en Israel.

El 24 de marzo del 2018, a sus 23 años, Ridel Morales, originaria de Tegucigalpa e hija de dos amantes de la antropología, se convirtió oficialmente en la primera mujer antropóloga graduada de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Aunque comenzó su vida universitaria en la Facultad de Ingeniería, la antropología siempre fue su pasión. “La Carrera de Antropología inició formalmente en el año 2011, cuando ingresé a la Universidad me encontraba estudiando ingeniería pero pasé por VOAE observando los planes de estudios y me enteré de esta nueva carrera”, recordó Ridel.

Al conocer las diferentes asignaturas, las cuales califica como “extraordinarias”, no dudó en formar parte de la novedosa carrera, que a su criterio permite conocer diferentes aspectos del ser humano, “nos abre una puerta para conocer y valorar otros mundos, experiencias, historias y vidas, de formas particulares”, aseguró.

Participación de Ridel en proyectos arqueológicos en Copán con el apoyo del Departamento de Antropología, 2016.

Participación de Ridel en proyectos arqueológicos en Copán con el apoyo del Departamento de Antropología, 2016.

Su vida universitaria

Entre más se adentraba a la que hoy es su profesión, en Ridel surgían temores que posteriormente se convirtieron en expectativas. “¿Qué haré al graduarme? ¿Cómo lograré realizar trabajos y análisis tan extraordinarios como los de mis profesoras?” formaron parte de las interrogantes que se hacía a sí misma.

Para la joven antropóloga sus profesoras siempre fueron una gran motivación, pues verlas en acción y aprender de ellas la hizo comprender que no solo se trata de la riqueza de la antropología como ciencia, sino el valor de la actualización permanente y el trabajo ético en la investigación social.

“Tuve la dicha de formarme al lado de profesores que siempre estaban en la disposición de apoyar, así como compañeras que son muy admirables y con grandes capacidades en diferentes áreas, lo cual también me permitió enriquecer mis conocimientos”, expresó Ridel.

De izquierda a derecha Blanca Fajardo, Ridel Morales, Marlen Aguilera y Jennifer Arguijo durante el Proyecto Arqueológico Islas de la Bahía, dirigido por la arqueóloga Whitney Goodwin, 2016.

De izquierda a derecha Blanca Fajardo, Ridel Morales, Marlen Aguilera y Jennifer Arguijo durante el Proyecto Arqueológico Islas de la Bahía, dirigido por la arqueóloga Whitney Goodwin, 2016.

Nuevos proyectos

A sus 25 años se encuentra cursando un máster en Arqueología y Patrimonio en la Universidad Autónoma de Madrid, España. Entre sus proyectos futuros contempla la investigación y la docencia, asimismo aspira a cursar un Doctorado en Arqueología.

Uno de los principales pasatiempos de esta destacada mujer es viajar, lo que encaja muy bien con sus proyectos profesionales relacionados con la exploración de lugares nuevos para realizar investigaciones.  

“Me encanta viajar, así que cualquier país podría ser idóneo para realizar alguna investigación. Mi orientación es en arqueología y espero en julio participar en un proyecto arqueológico en España por mis estudios de maestría; me gustaría también participar en México, Italia o Egipto que son países muy reconocidos desde la disciplina arqueológica”, compartió Ridel.

Respecto al aporte al país, Morales cree que desde la arqueología en particular existen áreas que son pertinentes y necesarias para enaltecer Honduras, “entre algunas de mi interés, y que espero continuar en desarrollo, se encuentra la museología, conservación de yacimientos y material arqueológico, bioarqueología y arqueología comunitaria o pública”.

Agregó que la Carrera de Antropología, a través de la jefa del Departamento, Carmen Julia Fajardo, lidera proyectos en la zona sur de Honduras, y las apreciaciones y hallazgos que se están identificando en esta región son sumamente valiosos. “Para mí es necesario que la antropología y arqueología hondureña desarrollen también el interés por áreas que han sido poco estudiadas como la zona sur y oriente de Honduras. Esto es algo que en los últimos años ha venido surgiendo y me anima a ser parte de ello”, agregó.

Asimismo, Ridel manifestó su orgullo al ser la primera mujer antropóloga graduada de la principal casa de estudios superiores del país, y aseguró que quienes forman y formaron parte de la UNAH tienen una gran responsabilidad con el pueblo hondureño, el cual permite que miles de jóvenes realicen estudios superiores, privilegio que a criterio de Ridel,  debe ser una herramienta de lucha permanente por lograr que la Universidad sea de accesibilidad e inclusión para todos y todas.

Por último, la futura máster en Arqueología y Patrimonio aprovechó para dedicar un mensaje en el marco del Día de la Mujer Hondureña: “Felicito a todas las mujeres hondureñas, desde aquellas que laboran en el campo, en las maquilas, en sus casas, en los mercados, hasta las estudiantes que luchan incansablemente por sus sueños. Hoy más que nunca somos agentes de transformación social, por nosotras, no nos vamos a rendir”.

Ridel Morales (a la izquierda) participando en el laboratorio de zooarqueología. Fotografía de la Universidad Autónoma de Madrid, 2019.

Ridel Morales (a la izquierda) participando en el laboratorio de zooarqueología. Fotografía de la Universidad Autónoma de Madrid, 2019.

thumbnail photo4996963715119163566

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios