¿ROSA, AZUL O MORADO?

Uno de los fotogramas de Malvaviscos, documental en el que se explica qué es la diversidad sexual y cuáles las perspectivas del tema en Honduras.

Los temas relacionados con la sexualidad suelen ser tabú en sociedades como la hondureña. Aunque no son completamente invisibilizados, hablar sobre ellos implica tomar una postura a favor o en contra, y más de alguno decidirá hacer de juez para decidir cuál es la correcta. Esto lo viven a diario la comunidad LGBT (lésbico, gay, bisexual y transexual) y las trabajadoras del sexo, a quiénes las decisiones tomadas en su vida los pone en el otro lado de la línea.

Por lo tanto, encontrarse con documentales como los que presentamos a continuación es conmovedor. Conmovedor porque aunque ignoremos la situación, hacen caer en cuenta que sí se da, y más seguido de lo que nos damos cuenta. Una buena parte, es que implica darse cuenta que no sólo se está visibilizando la situación de estos grupos o afectados, en el caso de los que han sufrido abusos, sino que también se está documentando de diferentes maneras la realidad de la sociedad hondureña. Y eso, para contar la historia de uno y, a la vez, de muchos, es importante.

Las Damas
Violet, Carolina, Regina, Thara, Chanel y otras trabajadoras del sexo cuentan las experiencias en su trabajo y los sueños que tienen para el futuro. Un documental de 16 minutos en el que la historia de Las Damas prima sobre las definiciones o los juicios. Vale la pena escucharlas, sólo escucharlas.

 

Malvaviscos
Escarlett, doña Alicia y Erick presentan sus perspectivas sobre la homosexualidad y el lesbianismo en una pieza que combina lo didáctico y lo humano. Estos 15 minutos y medio contextualizan las luchas de la comunidad LGBT en una sociedad cuyas leyes sobre el tema están escritas en los ojos de sus individuos.

 

Ambos documentales son trabajos de estudiantes de la clase de Cinematografía Documental de la Universidad Tecnológica Centroamericana (UNITEC).

 

Noticias relacionadas:

Comentarios