Rutas Históricas desarrolló programa sobre el centenario del Movimiento Scout en Honduras

Este año, además del bicentenario que se conmemora en Honduras y Centroamérica luego de la transición histórica en 1821, se rememora también el centenario del Movimiento Scout en Honduras desde su llegada al país, en 1921.

Esta iniciativa desde siempre centró sus esfuerzos en la niñez y juventud y en las maneras de formación alternativas a los sistemas educativos estatales de cada país en el mundo. Uno de los primeros países de América Latina que tuvo scouts fue Chile.

En el marco de esa celebración, el historiador Moisés Mayorquín analizó junto al docente Arnulfo de la Costa el impacto que ha dejado este legado en la sociedad hondureña.

Al igual que las mujeres y los ancianos, la niñez y la juventud han estado invisibilizados en la historia de Honduras y de la humanidad, “hemos tratado de rescatar estos sectores para darles una voz, y es propicio repensarlo”, manifestó Mayorquín.

Para los historiadores es imposible reflexionar en los movimientos juveniles si no se piensa en la historia o la evolución de la infancia desde el punto de vista de su construcción social, no es lo mismo la infancia en el 2021 que en el 1921, cuando se fundaron los scouts en Honduras, son sociedades sumamente diferentes y es necesario reflexionar en ese sentido.

Mayorquín consideró que “el impacto de los scouts en la juventud de nuestro país ha sido muy importante, más si consideramos que este programa es una promesa que se va a cumplir durante toda la vida; por ejemplo, en Honduras actualmente hay una Asociación de Antiguos Scouts y ellos están realizando actividades desde su adultez”.

Su importancia radica en que este grupo implementa la formación integral para la construcción de ciudadanía y democracia, además empuja la concepción igualitaria de la sociedad hondureña, es decir, la parte histórica gira en torno a considerar la construcción social de la niñez y la juventud.

Antecedentes

El Movimiento Scout mundial se fundó en 1907 por el británico Robert Smith Lord, quien era un connotado militar inglés; su iniciativa creó un sistema de formación de muchachos que se plasmó en una de sus primeras obras literarias denominada “Escultismo para muchachos: un manual de instrucción en buena ciudadanía haciendo vida de campaña”, en donde propone un nuevo tipo de formación alterna y acompañante a la educación formal de los gobiernos.

El mismo surge de la búsqueda de modernidad que tenía la sociedad y rápidamente se vincula con el ideal morazanista del Movimiento Centroamericano, según los historiadores. 

Programa completo a continuación:

https://www.facebook.com/cienciassociales.unah.edu.hn/videos/226625019269030/


Noticias relacionadas:

Comentarios