Satélite Morazán posee una misión científica y educativa

Café Presencia obtuvo una entrevista con destacados miembros del Proyecto Morazán.

A parte de hacer un lanzamiento de un satélite al espacio, el Proyecto Morazán significa la incorporación de investigaciones científicas con los datos obtenidos y la suma de mayores conocimientos educativos a nivel de educación superior y primaria que beneficiará a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), así como a Honduras en su totalidad y Centroamérica.

El sueño integracionista del general Francisco Morazán se verá cumplido con esta iniciativa regional encaminada a diseñar, construir y operar el primer satélite del país elaborado por la UNAH en Honduras, junto a la Universidad de Costa Rica (UCR) y la Universidad de San Carlos de Guatemala (USAC) por parte de países de Centroamérica, y con el apoyo del Instituto Tecnológico de Kyushu (Kyutech), en Japón.

La UNAH forma parte de los miembros de la Federación Astronáutica Internacional (IAF, por sus siglas en inglés) instancia a nivel mundial sobre temas del espacio y sistemas aeroespaciales, en donde han trabajado más del año y medio en esta temática sumando ya la publicación de tres artículos científicos para IAF.

“Estamos ligados a que el desarrollo científico de estos proyectos puedan estimular a la Universidad, a las facultades mismas para tener un esquema importante de ciencia y tecnología ligada al tema de espacio y generar puntos a nivel del Ranking Internacional Scimago, puesto que todas las publicaciones que hacemos en la Federación están asociadas al Ranking”, Fernando Zorto, coordinador nacional de este proyecto centroamericano.

 En opinión del decano de la Facultad de Ingeniería, Eduardo Gross, el Satélite Morazán es uno de los proyectos más importantes que tiene la facultad, nace de ella misma para la transferencia de conocimientos y teniendo aliados que brindarán apoyo de sus experiencias en lanzamientos de satélites.

La primera estrategia de este lanzamiento en órbita del Satélite Morazán será conocer, aprender e intercambiar los conocimientos que generan muchos más. “Estamos emprendiendo por ir por más, un segundo o tercer lanzamiento que a futuro tendrá otras visiones científicas”, expresó el decano de ingeniería.

Faces

Todos los proyectos espaciales tienen un sector satelital, usuario y terrestre, este último recibe la información y la puede utilizar posteriormente, en este sentido la Facultad de Ciencias Espaciales (Faces) es donde se ubicará la estación espacial terrena llamada Cabañas, en relación a Morazán.

“No solo será un sitio que proveerá de datos a la comunidad científica, también a la población en general, van a ser datos totalmente públicos como corresponde a una estación pública, cualquier persona va a poder utilizarlos a diferentes niveles, va a ser una estación terrena académica, tiene como uno de los objetivos que sea de formación de futuros profesionales en el campo tanto profesores como estudiantes -como ejemplo- estos universitarios que  acaban de seleccionarse para el proyecto Morazán ”, manifestó Javier Mejuto, coordinador científico por Honduras.

La labor de Ciencias Espaciales tiene un rol importante en la misión científica en cuanto al diseño metodológico y objetivo científico de la misión que incluye el monitoreo de cuencas hidrográficas tanto en Honduras, Costa rica y Guatemala en las cuencas del Ulúa, Matina, Samala, respectivamente, esto beneficiará al monitorear el nivel de estas cuencas más grandes de la región centroamericana.

“Se podrá predecir cuando existen problemas de inundación y nos permitirá reaccionar antes que ocurra una catástrofe, esto es muy importante tanto a nivel económico como humano, ya que podremos salvar muchas vidas y poder reaccionar antes que ocurra un evento”, explicó Mejuto.

Agregó: “Es la primera vez en Honduras vamos a tener información hecha por Honduras y para Honduras en tiempo real de la situación, nos va a permitir maximizar la eficiencia de los servicios de emergencia y maximizar los recursos de la emergencia”.

Selección de estudiantes

Recientemente se dio a conocer el listado de los estudiantes universitarios que se sumaron al equipo multidisciplinario del Proyecto Morazán, proceso que fue realizado mediante una maratón de conocimientos durante un mes, en donde participaron 491 interesados, que un primer filtro se depuraron hasta 62 participantes, luego hasta llegar a 14 y “al final el Comité Organizar decidió no seleccionar ocho sino 14 para conformar el equipo de Honduras y que puedan ser parte con el equipo de Costa Rica y Guatemala que se encuentran seleccionando en este momento”, comentó el coordinador Zorto.

Los universitarios elegidos pertenecen a las carreras de Astronomía y Astrofísica, Ingeniería en Sistemas, Ingeniería Eléctrica, Ingeniería Civil e Ingeniería Industrial. “Ha sido una selección muy rigurosa, le agradecemos al comité organizador… agradecemos el acompañamiento de la máster Vilma Lorena Ochoa de la Faces, con el acompañamiento de todos ellos hemos estado generando esa sinergia”, coordinador del proyecto.

Desafíos

Entre los retos que se vienen con este proyecto, el decano de Ingeniería señaló que el cronograma que tienen es bastante ajustado ya que la fecha principal es el 15 de octubre de 2021 en donde se estará presentando este satélite listo para enviarse al laboratorio de nanos satélites en Japón. “El principal desafío es generar los prediseños junto con el equipo de la USAC para generar las alternativas de prototipos e ir trabajando en la misión científica y educativa”.

Por su parte, el coordinador de esta iniciativa regional, recordó que “otro reto importante es el tema de financiamiento para lograr la fabricación del satélite, creo que tendremos que desarrollar un crowdfunding (micromecenazgo, en español y se trata de una red de financiación colectiva, normalmente online, con donaciones económicas o de otro tipo, se conseguirá financiar este proyecto) para generar ese proceso e invitamos a todas las universidades privadas y sociedades en general a poner un granito de arena al proceso”.

Cabe destacar que este proyecto cuenta con la aprobación de un millón de lempiras por parte de la Dirección de Investigación Científica, Humanística y Tecnológica (Diciht) como parte de dos becas sustantivas para poder cubrir las obras de infraestructura del cuarto limpio y la estación terrena en Ciudad Universitaria, sin embargo, aún faltan los costos del satélite.

“El proyecto Morazán tiene un aspecto educativo en donde van a participar escuelas de todo el país y queremos que así sea y que a través de un sistema puedan ver su país desde el espacio, a través de una tecnología de su país, es la primera vez que ocurrirá y es muy importante para levantar locaciones entre jóvenes en los primeros cursos de formación escolar que sean los siguientes que puedan enraizar proyectos de este tipo y que sea el primero de muchos proyectos que beneficie a la sociedad hondureña”, añadió Mejuto.

Iniciar sesión en Facebook | Facebook

 

Noticias relacionadas:

Comentarios