Realizan caminata como parte de las actividades para la prevención del suicidio

Jóvenes universitarios mostraron su entusiasmo al apoyar la causa en prevención del suicidio.

Este domingo se llevó a cabo la caminata en prevención del suicidio como cierre de la jornada que se desarrolló durante el mes de septiembre por la organización Teléfono de la Esperanza, en colaboración con la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

La actividad consistió en una vuelta ciclística que salió de la Estación de Bomberos, una caminata y concluyó con una velada artística y cultural, además de una ceremonia de velas en el campus universitario como manera simbólica de apoyar la lucha de prevención contra el suicido.

Desarrollo

La caminata se desarrolló de manera simultánea con la vuelta ciclística, y simbolizaron el cierre de un mes completo de actividades que Teléfono de la Esperanza organizó a nivel nacional, también a través de eventos sociales, conferencias, charlas y seminarios para informarle a la población que esta institución está para acompañarlos.

La actividad concluyó dentro del campus universitario, donde tanto estudiantes, becarios de la Vicerrectoría de Orientación y Asuntos Estudiantiles (VOAE), y voluntarios de Teléfono de la Esperanza disfrutaron de presentaciones artísticas, de baile y motivación.

“Muchos voluntarios del programa VOAE estamos aquí reunidos para apoyar esta actividad que es muy altruista. Es importante apoyar este tipo de actividades ya que hoy en día nuestro país está atravesando por muchos niveles de suicidio, ya sea por estrés o por problemas dentro de las familias”, comentó Flor Armijo, estudiante becada de la Carrera de  Derecho.

Proyecto sobre salud mental

Es importante mencionar que la mayoría de los estudiantes becados que participaron en la actividad forman parte de un proyecto de salud mental a lo interno de la Universidad, en colaboración con la Universidad de Toronto, Canadá, durante 3 años, a través de la VOAE. 

Unos 300 becarios en esta primera etapa del proyecto se encuentran en un proceso de capacitación, quienes están siendo objeto y sujeto de la investigación para obtener las competencias y poder ser clave en sus carreras a la hora de detectar algún tipo de problemática en relación a la salud mental.

“De la iniciativa de participar con el Teléfono de la Esperanza en estas actividades ha surgido la propuesta que varias unidades académicas con diferentes profesionales de áreas afines como ser Psicología, Psiquiatría, Salud Pública y Periodismo, por el tema de manejo de los medios, formen un equipo para trabajar el tema de la salud mental. Se pretende hacer investigaciones sobre la temática y cómo la academia puede aportar en ese tema tan importante en nuestro país”, comentó la máster Sandra Castillo, enlace de la Dirección de Vinculación Universidad-Sociedad y Teléfono de la Esperanza.

Sobre la organización 

Teléfono de la Esperanza es una organización que tiene aproximadamente 11 años de estar en Honduras trabajando en la prevención del suicidio, con sede en Tegucigalpa, San Pedro Sula y La Ceiba, pero su beneficio es a nivel nacional a través de la línea telefónica 150, una línea de auxilio gratuita, habilitada a cualquier punto del país.

La organización busca brindar un apoyo y acompañamiento emocional a las personas que necesitan hablar o que están pasando por una situación crítica y no sienten que tienen una persona cercana a quien pedir ayudar.

“El temor de la mayoría es ser juzgados, el Teléfono de la Esperanza apoya, no juzga, y le va a apoyar en lo que usted esté pasando, la persona que está al otro lado de la línea está preparada ya que está en una formación continua en muchas disciplinas del conocimiento psicológico”, comentó Sara Ávila, voluntaria del Teléfono de la Esperanza.

Esta organización internacional se ha acercado a la UNAH para poder unir esfuerzos, considerando a la Máxima Casa de Estudios como un escenario para poder realizar actividades de prevención.   

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios