Según NDI, encuesta del IUDPAS puede marcar la pauta para la toma de decisiones en torno a la violencia e inseguridad

Fotografía: Congreso Nacional.

El director residente del Instituto Nacional Demócrata (NDI) por Honduras, Alejandro Urizar, manifestó este miércoles que los resultados de la IV Encuesta de Percepción Ciudadana sobre inseguridad y victimización, publicados recientemente por el Instituto Universitario en Democracia, Paz y Seguridad (IUDPAS) pueden marcar la pauta para la toma de decisiones.

“Es uno de los estudios más completos que se hacen sobre uno de los temas principales que aquejan a la sociedad hondureña, además es acumulativo, lo que permite tener un panorama completo de la situación. Este acervo presenta una fotografía completa del problema de la inseguridad en el país”, expresó.

La consulta fue realizada en los 18 departamentos del país con una muestra probabilística, aleatoria, estratificada y proporcional al tamaño, con un nivel de confiablidad del 95% y un margen de error muestral estimado en 1.79%; el levantamiento se realizó con 3,000 cuestionarios válidos que permiten estimaciones de los resultados a nivel departamental y nacional.

“Creo que los datos son muy pertinentes porque complementan los datos oficiales. Si bien es cierto que en el último decenio han bajado las muertes violentas por cada cien mil habitantes e incluso de la victimización y el informe refleja cierta percepción positiva, eso no es suficiente para cubrir todo el fenómeno de la inseguridad”, añadió Urizar.

Hallazgos

El 36.8% de los encuestados detalló que el principal problema en Honduras es el económico, seguido por la inseguridad (35.7%), atribuida esta última a la corrupción y mal gobierno en un 34.1%. Aunque al momento de la aplicación del instrumento a finales de 2019, el 89.9% de la población consultada opinó que el país es inseguro y que los niveles de inseguridad se dispararían en un 59.4%, en el 2020, el experto internacional señaló que para el 2021 los efectos de la actual pandemia y el clima electoral podrían empeorar dichos indicadores.

Según cifras del Observatorio Nacional de la Violencia (ONV), durante el mes de octubre de este año la cantidad de homicidios por cada cien mil habitantes han superado los del mismo período del 2019 y aunque se esperaba una reducción en la tasa de homicidios por cada cien mil habitantes, Urizar fue del parecer que si la tendencia continúa, el 2020 podría cerrar con un porcentaje superior, pues sumado a los efectos de la pandemia y al incremento de los niveles de corrupción, los feriados y fiestas de fin de año podrían ser otro detonante.

“Si en el año 2019 los ciudadanos ya pensaban que la economía y la corrupción son las principales causas de la inseguridad, es posible prever que el aumento potencial de la corrupción, específicamente en el sector salud, y el deterioro de la economía como consecuencia del coronavirus van a hacer que haya más niveles de inseguridad”, comentó.

“Se va a mezclar la competitividad y la conflictividad propia de un proceso electoral, con los efectos colaterales de la pandemia. Pareciera ser que los retos en materia de seguridad serán muchos, pero confío en que el informe dará la pauta para prevenir algunos de estos problemas”, enfatizó.

 Por su parte, la coordinadora del ONV de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Migdonia Ayestas, resaltó el aporte de los Observatorios Regionales en la consulta encaminada a generar, desde la academia evidencia científica irrefutable

“El apoyo de los directores regionales de la UNAH y la apuesta de un equipo de docentes que nos apoyan en el proceso de evidencia científica y establecen relaciones con autoridades, investigadores, estudiantes y organizaciones de la sociedad civil para que la información generada sea utilizada para las demanda ciudadana y el desarrollo de intervenciones es un gran trabajo y permite estar más cerca de la población. Esto solo ha sido posible con la Red de Observatorios Regionales de la Violencia”, dijo.

Aporte nacional

El representante del NDI consideró que este tipo de iniciativas constituyen un aporte nacional y señaló que la razón por la que dicho organismo internacional apoya el referido esfuerzo es para que los funcionarios públicos, los precandidatos y los candidatos a cargos de elección popular en los diferente niveles de gobierno tengan datos exactos, estadísticamente representativos y apoyados por la academia, para tomar decisiones sobre qué políticas implementar en el presente y en el futuro, focalizadas por ejemplo en el control de armas de fuego, dado el número de personas que admite portar alguna para protegerse de la inseguridad y que incluso existe un perfil sociodemográfico de ellas.

“El valor agregado es que la UNAH, a través del IUDPAS en este caso, está haciendo un aporte científico desde la perspectiva de la sociología para que los políticos tengan datos estadísticamente representativos, con respaldo académico, para fundamentar sus debates y ojalá para avanzar en la solución del problema de la inseguridad ciudadana en el país”, expresó.

“Cuando se utiliza el método científico y se analizan los resultados de forma objetiva no hay forma de objetar los resultados. más bien es un llamado de la población a que revisen sus estrategias y actuaciones para que estas sean para el beneficio de la población, aso así mejorará la confianza en las instituciones”, acotó Ayestas.

La alianza entre ambos institutos es de larga data, permitiendo además de este tipo de consultas, la realización de estudios especializados sobre violencia electoral. En torno a esta temática, Urizar informó que para después del feriado morazánico está prevista la publicación de un libro sobre las persistencias y los cambios de la cultura política en Honduras, un análisis de profundidad de la autoría de la socióloga Julieta Castellanos. Asimismo, reiteró el apoyo del NDI a la observación de posibles conflictos durante las próximas elecciones internas.

Noticias relacionadas:

Comentarios