Siete de cada diez niños diagnosticados con cáncer se curan, según oncóloga del HEU

Por: Elin Rodríguez

Cerca de 400 casos anuales de cáncer infantil se detectan en el Servicio de Oncología Pediátrica del Hospital Escuela Universitario (HEU), en donde se registra la estadística nacional de estas patologías, y los casos más recurrentes son los de leucemia aguda.

Entre los tipos de cáncer más frecuente que ingresan al HEU se encuentran la leucemia linfoblástica y tumores cerebrales en donde siete niños de cada diez diagnosticados se curan si los padres siguen los tratamientos, aunque vean mejoras.

Según la oncóloga Ligia Fú, especialista del Servicio de Oncología Pediátrica del HEU, estas enfermedades no son prevenibles aunque existen teorías de predisposición genética a desarrollarlo cuando existen antecedentes de familiares con este tipo de patologías.

Otra de las causas son los desencadenantes ambientales, como la exposición a sustancias tóxicas como por ejemplo: los derivados del benceno, el cual es un líquido inflamable e incoloro que se emplea como reactivo y como disolvente, así como radiaciones y uso de químicos.

“Entre más industrializado es un país, mayor es la incidencia de cáncer en las poblaciones, especialmente en los niños, en donde las mutaciones y alteraciones se pueden dar inclusive durante el embarazo”, detalló la especialista.

Los tratamientos para estos tipos de patologías son muy costosos, por ejemplo: “El costo del tratamiento de una leucemia linfoblástica aguda de riesgo bajo ronda entre el medio millón de lempiras distribuidos en quimioterapias, transfusiones sanguíneas e instancias hospitalarias; entre más grave la enfermedad, mayor toxicidad o intensidad de tratamiento, lo que encarece más el proceso”, ahondó Fú.

Agregó que estos tratamientos son posibles gracias a la valiosa colaboración de la Fundación Hondureña para el Niño con Cáncer, la cual acondicionó las diferentes salas con equipo, medidas de higiene y aislamiento para los infantes.

Asimismo, dijo que de las cifras de sobrevivencias rondan entre el 70 al 80 por ciento, dependiendo el tipo de cáncer y la detección antes de que la enfermedad este más desarrollada. “Entre más temprano se detecte el cáncer infantil, mayores probabilidades hay de curación para el paciente”.

Al finalizar, la galena dijo que el cáncer infantil tiene cura y el mismo debe ser prioridad para las autoridades de Salud.

 

 

 

 

 

 

Noticias relacionadas:

Comentarios